Señales de que fuiste criado por una madre cubana

Los cubanos somos personas que siempre le añadimos un toque particular y genuino a todo y, sin dudas, la educación de los niños no es excepción. Por lo tanto, te mostraremos las más importantes señales que te indican que tuviste el privilegio de ser criado por una madre cubana.

Para nadie es un secreto que las madres cubanas se caracterizan por su incondicional amor a la familia; esforzándose por prepararnos bien para la vida. En consecuencia, durante la formación de sus hijos se encargan de enseñarles lo necesario para enfrentarse al mundo, incorporando elementos de nuestra incomparable cultura social.

Como resultado, en la mayoría de las familias se repiten frases, costumbres y se cumplen normas que indudablemente vienen de nuestra gente. Por lo tanto, son claras y evidentes señales de que hemos sido criados por una genuina y típica madre cubana.

La MEJOR Recarga Cubacel  🇨🇺 Manda 20cuc y en Cuba reciben 60CUC + 1 Giga de Internet

Principales señales de que te crió una madre cubana

Una de las señales de que eres mujer y te crió una madre cubana es, sin duda, que sabes cómo sentarte bien cerrando las piernas. Y es que cubana que se respeta sabe perfectamente que a la hora de sentarnos debemos juntar nuestras piernas.

Esto, sobre todo porque los hombres cubanos acostumbran a sentarse explayados sin importar que ocupen el asiento de alguien más en el autobús. Además, si eres una mujer estás en el deber de arrimarte y cerrar tus piernas para que él esté cómodo.

Otra de las señales de que fuiste criado por una madre cubana la conocen bien los hombres. En consecuencia, si eres chico sabes que tu madre nunca se enteró de cuántas novias tuviste porque nunca se las presentaste.

Llama a Cuba 35 minutos por tan solo $10 (solo para nuevos clientes)

Esto, debido a que con frecuencia los jovencitos conquistaban a más de una muchacha a la vez y esto no lo revelaban a sus madres. No obstante, las madres conocen a sus hijos y sabiendo su naturaleza de mujeriegos alguna vez los pusieron en evidencia ante sus conquistas.

Como resultado, era común que te dijeran delante de una chica: “Dile cuántas novias tú tienes”. De este modo, más de uno se metió en tremendo lío.

También, una de las señales de que te crió una madre cubana es que eras capaz de mantener tu ropa impecable durante una fiesta de cumpleaños. Esto, debido a que las cubanas constantemente se preocupan porque sus hijos se vean muy bien; sobre todo durante una fiesta.

Por eso, aunque te tirases al piso para recoger los dulces de la piñata, al final de la fiesta estabas igual o mejor de cómo llegaste. Sin duda, es un misterioso arte que nos enseñaron muy bien.

Coronavirus en Cuba: Últimas 24 horas

Más señales de que te crió una mujer cubana

Como consecuencia de las dificultades que se viven en Cuba, nuestras madres nos enseñaron a valorar el más mínimo granito de arroz. Por lo tanto, otra de las señales de que nos crió una madre cubana es que nos sentimos muy mal al botar o desperdiciar comida.

Esto, como resultado de repetirnos frases como “¿No sabes que hay muchos niños en África que no tienen nada que llevarse a la boca?”. Sin duda, nuestras mamás nos educaron tomando consciencia del valor de la comida y del esfuerzo realizado por obtenerlo; además nos enseñaron a compartir nuestro pan.

También, al ser criado por una madre cubana, aprendiste que los niños no se meten en las conversaciones de los adultos. Por lo tanto, cada vez que de niño quisiste intervenir en alguna tertulia entre adultos te dijeron: “Los niños hablan cuando la gallina cacarea”.

En consecuencia, te quedaste con las ganas de opinar o defenderte si estaban hablando de ti porque lógicamente, la gallina nunca cacareó.

Asimismo, otra de las señales de que la madre que te crió es cubana es que conociste el poder que tiene la temida chancleta. Por lo tanto, sabías muy bien qué tan dolorosas fueron las reprimendas con este “instrumento didáctico”, tan popular en Cuba y Latinoamérica.

Además, sabías distinguir qué tipo de chancleta pegaba más fuerte o dónde te picaba más cuando te regañaban con este calzado.

Casos de coronavirus en Cuba: Resumen y Mapa

¿Sabes si fuiste criado por una madre cubana?

Entre las señales más comunes de que te crió una madre cubana está que te inculcaron un fuerte temor hacia “El Coco”. Como resultado, la mayoría de las veces tratabas de portarte bien para evitar que este temido personaje viniera para “asustar-nenes-que-se-portan-mal”.

Además, esta estrategia de nuestras mamás fue tan efectiva que seguramente tú también la pones en práctica con tus hijos.

Finalmente, otra de las señales de que fuiste criado por una madre cubana, es que estabas claro de que mami siempre tiene la razón. Por lo tanto, de ninguna manera podíamos contradecirla aun cuando lo que nos plantearan fuera injusto o incoherente con sus acciones.

Como resultado, surgen frases como “Haz lo que yo digo pero no lo que yo hago” y la infalible “Porque yo digo y punto”. De este modo, nos enseñaron a respetar la autoridad de una madre y de lo contrario, ya sabemos para qué sirve la chancleta.

Con frases como esta, y otras más, las madres cubanas nos han educado inculcándonos sobre todo su amor y cariño. Al aproximarse el día de las madres, te invitamos a homenajear su esfuerzo y sacrificio teniendo hacia ella un gesto de cariño.

Desde DimeCuba, deseamos que todas las madres tengan un bonito día. ¡Felicidades!

Antes de irte lee

Te puede interesar

2 comentarios en «Señales de que fuiste criado por una madre cubana»

  • el mayo 8, 2020 a las 4:27 pm
    Enlace permanente

    Mi mama no me decia »cuando las gallinas cacarean …..’ Me decia cuando las gallinas orinan »

    Respuesta
  • el mayo 10, 2020 a las 4:33 pm
    Enlace permanente

    Me parece vanales los argumentos que ponen para identificar a las madres cubanas. Mi madre me decía que cuando me sentara cerrara las piernas para que no enseñara el blumer, no para acomodar a nadie. Hoy muchas jovencitas se sientan como les da la gana y se justifican con que estamos en tiempos de igualdad, es decir, si los hombres se sientan como les da la gana, ¿por qué ellas no?

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *