Hijo de gato caza ratón

De pequeños siempre nuestros padres parecen superhéroes y queremos seguir sus pasos a toda costa. Tal vez es por eso que dicen que, de tal palo, tal astilla; pues son muchos los que deciden no solo seguirlos de niños, sino hacer carrera en el mismo terreno que sus progenitores. Veamos, entonces, estos cubanos que demuestran que hijo de gato, caza ratón.

Iván Mulkay & Mijail Mulkay: un dúo de actores que son padres e hijo. A Iván Mulkay se le recuerda por su participación en las aventuras El hombre de Montecristo y Zoológico de Cristal; además de películas como Un hombre, una mujer y una ciudad. Su ejemplo pesó mucho en la decisión de su hijo de ser actor; aunque Mijail reconoce que al principio su padre no quería, ya que sabía que esa profesión puede resultar lacerante. Mijail formó parte del elenco de importantes novelas cubanas como Tierra Brava o Si me pudieras querer; así como en buen número de películas. Actualmente, vive en Colombia donde continua su carrera artística.

Pablo Milanés & Lil, Suylén y Haydée Milanés: que uno de tus hijos siga tus pasos, es gratificante; pero que te sigan tres es el mejor premio. Este es el caso de Pablito Milanés, el eterno enamorado de Yolanda. Su voz ha inspirado a miles de personas en todo el mundo; pero, además, ha inspirado a prácticamente toda su prole para iniciarse en la música. Lil, la mayor, y Haydée, la menor, son cantantes consagradas en el país. La del medio, Suylén, comenzó también en el canto y decidió dejarlo, aunque puede retomarlo cuando quiera. Actualmente, sigue en el ramo como directora de PM Records, punto cardinal de la música electrónica en Cuba.

Lourdes Gourriel & Yunieski, Yulieski y Lourdes Jr. Gourriel: los Gourriel son una de las más respetadas familias beisboleras de Cuba. A Lourdes Gourriel, astro pelotero cubano, le siguieron la carrera sus tres hijos. Cuando era jugador, Lourdes llevaba a los niños a las prácticas para que vieran como era la vida de un pelotero; de esta manera les inculcaba la pasión por el béisbol y la camiseta. Actualmente, está retirado del deporte, luego de una vida deportiva plagada de éxitos; pero sus vástagos juegan en las Grandes Ligas.

Carlos Alfonso & X y M Alfonso: una familia dedicada a la música cubana. Como diría X Alfonso, si naces en un ambiente de música, sales músico. Carlos es fundador de Síntesis, grupo que, desde sus inicios, fusionó el rock and roll con los ritmos afrocubanos; dos géneros que en los 70’ eran mal vistos. Tanto X como M Alfonso fueron integrantes del grupo de sus padres; pero luego ambos tuvieron intereses diferentes y lo dejaron para hacer su propio camino. No obstante, para ninguno representó un conflicto de intereses, ya que la cosa que quedaba en la música y si queda en música queda en familia.

Pedro Kourí & Gustavo Kourí: una de las mejores duplas padre e hijo de Cuba. Ambos científicos y respetados nombres en el terreno de la Microbiología y Parasitología. De hecho, a Pedro Kourí se le conoce como el padre de la Parasitología cubana. Asumió el reto y creó una verdadera escuela sobre las enfermedades tropicales, reconocida por muchos años en todo el mundo. Por su parte, Gustavo Kourí, rápidamente siguió los pasos del padre y fue un prestigioso profesor e investigador. La mayor parte de obra científica la dedicó a estudiar el dengue. Como reconocimiento a su labor es nombrado director del Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí”, un homenaje a su padre.

Ruy López Nussa & Harold y Ruy Adrián López Nussa: una contribución al jazz y la fusión cubana desde todas las aristas familiares. El padre, Ruy, excelente percusionista, que trabajó con importantes figuras, como Beatriz Márquez y Santiago Feliú. Sus vástagos, con música en el ADN, se decantaron el mayor, Harold, por el piano; mientras que el menor, Ruy Adrián, se puso las botas de papá y siguió con la percusión. No puede dejar de mencionar a Ernán López Nussa, pianista de escándalo, hermano de Ruy y tío de los muchachos. Así los López Nussa, dos pianistas, dos percusionistas, realizan una entrega musical rica en ritmos; que, integrados ecuánimemente en el escenario, potencian la personalidad musical de cada uno.

Bebo Valdés & Chucho Valdés: la conexión entre ellos es mágica. Ambos nacieron en el pueblito de Quivicán, el mismo día, 9 de octubre, Bebo en 1918 y Chucho en 1941. Ambos están apasionados por el piano y la música cubana; ambos han sido merecedores a importantes premios del ámbito musical. De hecho, entre los dos suman 17 Grammy, nueve de Bebo y ocho de su hijo. Además, los dos son defensores del afro cuban jazz y compusieron el último álbum de Bebo, Juntos para siempre.

Ramón Veloz & Coralita Veloz: otro dueto importante en Cuba, ahora de padre e hija. Ramón Veloz es recordado por la suavidad de su voz, que lo hizo cantor de pueblo y tierra adentro. También fue actor de radio y televisión y condujo el programa Palmas y Cañas, dedicado a la música campesina. Coralita Veloz encontró de su padre el histrionismo que le llevó a desenvolverse en los diferentes medios. Por ello, se consolidó como una de las actrices más queridas por el público cubano; que aun la recuerda como la capitana Isabel de la serie policíaca Día y Noche.

Roberto A. San Martín & Roberto San Martín: otro de los dúos padre e hijo del audiovisual cubano. Roberto A. San Martín labró su carrera profesional como escritor y director de cine y televisión, siempre detrás de cámara. En cambio, su hijo Roberto San Martín, se decidió por la actuación, presentándose en escenarios cubanos e internacionales. A Roberto, hijo, se le recuerda por su participación en la película Habana Blues; así como en las series españolas Aquí no hay quien viva, La que se avecina y Amar en tiempos revueltos.

Aniceto Montes de Oca & Eliécer Montes de Oca: un par de pitcher, que además de la lomita, comparten ADN. Aniceto Montes de Oca, el zurdo de Vueltas, tuvo la dicha de que su hijo Eliécer naciera el mismo día que su equipo, Azucareros, ganara la X Serie Nacional de Béisbol. Desde entonces padre e hijo han seguido el mismo camino con resultados similares. Ambos se decantaron como lanzadores y se proclamaron tres veces campeones nacionales con sus respectivos equipos Azucareros y Villa Clara; además los dos, en su trayectoria por series nacionales, lanzaron 22 lechadas cada uno.

José B. Altshuler & Ernesto Altshuler: son un padre e hijo fuera de serie y ambos consumados científicos cubanos. José Boris Altshuler, el padre, es ingeniero eléctrico y un punto clave en el desarrollo de las telecomunicaciones en Cuba. Fue presidente de la Comisión Nacional para el Espacio; destaca que fue parte en la preparación de la misión que llevaría a Arnaldo Tamayo al espacio. Actualmente, es presidente de la Sociedad Cubana de Historia de la Ciencia y la Tecnología. Por su parte, su hijo, Ernesto Altshuler, es un respetado físico y Profesor Titular de la Universidad de La Habana. Su trabajo destaca por ser original y vincular los campos de la Física y la Biología. Hoy por hoy, es Editor en Jefe de la Revista Cubana de Física y miembro del Comité editorial de Physical Review Applied.

Enrique Almirante & Carlos Enrique Almirante:  otra dupla de actores cubanos, que enaltecieron los escenarios en su tiempo. Enrique Almirante, padre, nunca pensó en volverse artista en su juventud; pero se inició en radio y, luego, en televisión, y así fue marcando su trayectoria. En el momento de su muerte, se trasmitía en pantalla su último trabajo: el personaje Sabicú en la novela ¡Oh! La Habana. En cambio, su hijo, Carlos Enrique Almirante, tuvo muy claro desde pequeño su destino en los platós, inspirado por su padre. Su obra audiovisual es vastísima donde destacan las series Enigma de un verano y Coco Verde; así como los filmes Madrigal, Fátima o el Parque de la Fraternidad y Los buenos demonios.

Rodrigo Álvarez Cambra & Rodrigo y Enrique Álvarez Cambra:  una familia dedicada a la medicina. Rodrigo Álvarez Cambra, es una de las principales figuras de la ortopedia cubana y padre de la traumatología en el país. Fundador del Hospital Ortopédico Frank País y el Centro de Traumatología del Deporte, primero de su tipo en el mundo. En sus manos, estuvo el destino olímpico de muchos deportistas cubanos; entre ellos, Alberto Juantorena, Mireya Luis, Teófilo Stevenson, Iván Pedroso, Mijaín López y Yariley Silva. De sus siete hijos, dos se decantaron por la medicina. Rodrigo, hijo, por la ortopedia en la especialidad de cadera; y Enrique Álvarez Cambra, por la cirugía general.

Erol Correa & Iván Correa & Lisbán Correa: si es difícil que un padre y un hijo sigan la misma ambición profesional; imaginen que lo hagan tres generaciones de la misma familia. Pues este es caso de los Correa, que se han mantenido en la receptoría del béisbol cubano por mucho tiempo. Primero, vino Erol Correa, quien, a partir de la serie de 1967, actuó en diez temporadas con los equipos orientales. Luego, su hijo Iván Correa cambio el plato de Oriente, por el capitalino Metropolitanos y se convierte en líder jonronero del campeonato 1999-2000. Por último, el nieto Lisbán Correa, sigue los pasos del padre y debuta en Metropolitanos en la lid de 2005-2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com