Aduanas en Cuba, todo lo que neceitas saber para enviar y sacar un producto.

La mensajería y paquetería internacional es una práctica extendida hacia todas partes del mundo, y Cuba no es la excepción. Desde hace mucho tiempo, la Aduana nacional permite a que los residentes cubanos reciban paquetes e insumos desde el exterior. A este tipo de importación se le conoce como envíos y ha tomado fuerza en el país en la última década. Tanto así que, desde el pasado junio, la aerolínea norteamericana America Airlines estableció servicios regulares de transportación de carga postal entre ambos países. Entonces, si buscas saber todo lo necesario para el traslado de mensajería y paquetería hacia Cuba, lee atentamente las siguientes pautas.

En primer lugar

Los envíos se regulan a partir de las resoluciones 206, 207 y 208 de 2014 del Jefe de la Aduana. Estas sirven para la delimitación del carácter no comercial de todas las importaciones. En las dos primeras, se encuentra el listado de los artículos reconocidos por las normas aduaneras; además las cantidades permitidas a traer de un mismo producto y su valor individual.
Asimismo, la resolución 208 sistematiza los procedimientos particulares para los envíos.

Establece como límite máximo a entrar un total de 200 pesos, ya sean en misceláneas, en equipos duraderos, o en ambos. En el caso específico de la miscelánea, se valoriza por su peso en kilogramos, siendo un kilogramo igual a 20 pesos. Es decir, solo puedes enviar hasta 10 kg, ya que esta cantidad al multiplicarla por 20, llega a los 200 pesos permitidos. Tampoco puedes agregar ningún equipo. Se entiende por miscelánea la ropa, calzado, alimentos, artículos de aseo, personal y del hogar, bisutería, lencería, perfumería y similares.

Por su parte, los efectos electrodomésticos y otros equipos duraderos no se valorizan por su peso en kilogramos, sino por la cantidad de pesos que le ha asignado la Aduana en la resolución 207. De esta manera, solo podrás enviar aquellos artículos con un valor menor o igual a 200 pesos. Bajo el concepto de equipos duraderos se entienden, además de los electrodomésticos, efectos electrónicos, informáticos, de telecomunicaciones, vehículos y sus piezas, entre otros.

También debes prestar atención

A la resolución 300 de 2014 del Ministerio de Finanzas y Precios. Dicha resolución determina que el pago de los aranceles de Aduana por los envíos recibidos se abona siempre en pesos convertibles. Es decir:

  • la persona destinataria en Cuba, debe pagar el envío en CUC.
  • los primeros 30 pesos, o su equivalente hasta un kilogramo y medio (1,5 kg) de miscelánea, están exentos de pagos.

Vale resaltar que no necesariamente en un envío debes mandar solo miscelánea o solo equipos. Puedes combinarlos, pero la suma de ambos no puede exceder los 200 pesos. Por ejemplo:

Podrías mandar una lavadora, con un valor establecido por la Aduana de 100 pesos, más 5 kilogramos de miscelánea, ya que 1 kg equivale a 20 pesos. Así llegas a los 200 pesos permitidos, aunque solo pagarías por 170 pesos, porque, como se dijo antes, los primeros 30 son libres de costo.

Disposiciones a cumplir

Aprendidas las primeras pautas, estas son otras disposiciones a cumplir para que tu paquete sea entregado a la persona indicada:

• El envío supone que el receptor de la mercancía sea una persona distinta del emisor.
• El envío se entrega a la persona a quien viene consignado, según el documento de transporte.
• La persona que recibe el envío, debe acreditar su condición de destinatario mediante la presentación de su carnet de identidad, así como el aviso de la entidad postal, de mensajería o de envíos aéreos o marítimos u otros documentos que así se requieran de acuerdo a la operación y la vía.

Solo queda buscar una empresa transportista aérea o naviera que lleve el paquete a su destino. En Cuba operan tres agencias nacionales de este tipo: Transcargo, Agencia Palco y el grupo AeroVaradero. Estas mantienen relaciones comerciales con múltiples corresponsales y transitorias internacionales, haciendo posible los envíos a territorio cubano desde casi cualquier parte del mapamundi. También se encuentra la empresa Correos de Cuba, encargada del traslado de los paquetes ya en el país. Además, todas las transportistas representan al receptor y custodian el envío durante la inspección de Aduana. No obstante, a veces sucede que determinados artículos son valorados de forma incorrecta por los agentes aduaneros. Si esto sucede, el destinatario tiene el derecho de presentar una apelación.

Dicho esto, solo falta mencionar

Los envíos no pueden contener artículos prohibidos por la Aduana nacional, ni exceder las cantidades establecidas. Asimismo, el receptor debe presentar los permisos previos de la entidad autorizada para aquellos productos que se encuentren regulados, como es el caso de los routers o módems inalámbricos. Espero que el post te sirva para conocer un poco sobre las reglamentaciones aduaneras vigentes en Cuba. De seguro, si sigues estas disposiciones, tu envío llegará a las manos correctas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *