Dinero en Cuba: expertos discuten la eliminación de la dualidad monetaria

Economistas del Banco de Cuba discuten cuál seria el entorno ideal para que los cubanos puedan disponer de su dinero en Cuba, eliminando la  dualidad monetaria y cambiaria.

Manda una Recarga Cubacel  🇨🇺 Las recargas a Cuba más baratas

En primer lugar, sostienen que la unificación monetaria y cambiaria es indispensable para reordenar la economía cubana, que está inmersa en una profunda crisis, que empeora con los impactos de la pandemia del COVID-19 en todo el mundo y el bloqueo de Estados Unidos.

Llama a Cuba 35 minutos por tan solo $10 (solo para nuevos clientes)

Dinero en Cuba: problemas de la Dualidad Cambiaria

Ian Pedro Carbonell Karell, especialista del Banco Central, explica que la dualidad genera distorsiones en el sector empresarial y en la forma en que la población interactúa con él.

Además, la dualidad monetaria obstaculiza la producción, la exportación y favorece las importaciones.

También, tiene un efecto considerable en el funcionamiento y el balance contable de las empresas, y dificulta la medición de los hechos económicos y el efecto que deben tener los incentivos.

El especialista, explica que la población enfrenta dificultades de tener que usar 2 monedas nacionales, lo cual se ha ido corrigiendo con la posibilidad de usar ambas en muchas instalaciones.

Karina Cruz Simón, especialista de la Dirección de Estudios Económicos, plantea que la «estabilidad» de la moneda nacional  «se logra garantizando que los procesos de emisión de dinero se correspondan con la evolución de la economía real o productiva«.

La especialista explica que un escenario favorable para que el peso cubano pueda cumplir con sus funciones y se logren preservar los equilibrios macroeconómicos, es necesario un tipo de cambio que acerque la oferta y la demanda de divisas.

También, hacen falta reglas claras de emisión monetaria, para que en la economía haya justo la cantidad de dinero necesaria, y la disciplina entre los ingresos y gastos del Gobierno (control del endeudamiento público).

Además,  debe existir una oferta estable de bienes y servicios que puedan ser adquiridos en la moneda nacional, y crear condiciones que estimulen que las personas y las empresas ahorren y obtengan créditos en la moneda nacional.

La economista enfatiza la necesidad de lograr este entorno ideal en Cuba, para eliminar los desequilibrios de la economia cubana.

Coronavirus en Cuba: Últimas 24 horas

Dinero en Cuba: Origen de la Dualidad Cambiaria

Luego de la desintegración de la unión soviética, entre 1989 y 1993, el producto interno bruto (PIB) de Cuba se desplomó en un 35%. Además, el consumo de combustible se redujo a la menos de la mitad y el comercio exterior disminuyo en un 80%.

La directora de estudios económicos del Banco Central de Cuba señala que, es esa época: «se mantuvieron los gastos relacionados con la población: salarios, subsidios de los productos normados y  programas sociales«.

Por lo tanto, en Cuba hubo desabastecimiento de productos en los mercados minoristas y desató fuertes desequilibrios monetarios. En consecuencia, tuvo lugar una «inflación reprimida», donde los precios no subían.

Mientras que, el estado respetó los salarios y subsidios, para proteger al ciudadano, el peso cubano perdió poder adquisitivo y su función como unidad de cuenta, lo que llevó a la dolarización de facto, en el mercado informal.

Los dólares que llegaban por el turismo y las remesas, asumieron las funciones del peso cubano, y la tasa de cambio alcanzó 150 pesos por dólar.

En consecuencia, en 1993, el estado despenalizó el uso del dólar, abrieron tiendas de divisas, aumentaron las exportaciones y el turismo y se autorizaron las remesas. Los impuestos sobre las transacciones con dólares, permitió la reanimación gradual de la economía.

Casos de coronavirus en Cuba: Resumen y Mapa

Dinero en Cuba: Saneamiento de las finanzas

Mientras que, una parte de la economía consumía dólares, los salarios, servicios, productos normados se hacían en pesos cubanos. Por lo tanto, en 1994, se eliminaron subsidios y se implementó el uso del Peso Convertible (CUC) para las transacciones en la red comercial que opera en divisas.

Como resultado, en 2004, se sustituyó el dólar por el CUC, como medio de pago. Desde entonces, existe la dualidad monetaria.

Esta semana, FINCIMEX anunció que ya no continuarán recibiendo trámites para la obtención de tarjetas AIS para el manejo de dólares en Cuba.

Antes de irte lee

Te puede interesar

5/5 (1 Review)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *