Estudios indican que mujeres en cargos directivos generan más ganancias

Mujeres al frente de empresas son capaces de aumentar un 20% los ingresos de las mismas.
Mujeres al frente de empresas son capaces de aumentar un 20% los ingresos de las mismas. (COLLAGE DIMECUBA)

Un estudio publicado hace poco por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), señala que la presencia de mujeres en importantes puestos directivos, favorece el desempeño de las empresas aumentando en un 20% su capacidad de generar ingresos, aportando ideas innovadoras y atrayendo a profesionales talentosos.

El señalado estudio, realizó un sondeo de alrededor de 13 mil negocios en 70 países donde encontraron que el 60% de los mismos se vieron beneficiados por el trabajo realizado por las mujeres en los puestos directivos, los cuales no se reflejaron solamente en las ganancias sino además en la creatividad y la reputación.

Casi la tercera parte de las empresas encuestadas y que dieron promoción a la diversidad de género en los cargos directivos, mostraron un aumento de sus resultados que oscilaba entre el 5% y 20%; mientras que en el resto de las compañías no superó el 15%.

De acuerdo a lo señalado por Jae – Hee Chang, una de las autoras del estudio titulado “Las mujeres en la gestión empresarial: Argumentos para un cambio”, es que el contar con mujeres en la directiva de una empresa incrementa la contratación de administradoras de niveles altos, medianos y bajos; afirmando que “Lo que sucede en la cúpula permea hacia abajo. Tiene una relación y conexión con el rendimiento de los negocios”.

A pesar de estos reveladores descubrimientos, el mismo estudio de la OIT indica que en líneas generales, menos de la tercera parte de las juntas de directivos cuentan siquiera con un 30% de participación femenina.

En tal sentido la directora de la Oficina de Actividades para los Empleadores de la OIT, Deborah France – Massin, aseguró que “Es evidente que todavía hay menos mujeres en los altos mandos que en la fuerza de trabajo y que cuanto más arriba se mira en el directorio de una compañía, menos probable es encontrar el nombre de alguna mujer”.

Entre los años 1991 y 2017; los datos nacionales arrojados por 186 países revelan que existe una relación entre la cantidad de mujeres empleadas y el aumento en la producción de una compañía por lo que France – Massin se mantiene optimista y con la esperanza de que los resultados de este estudio sirvan para abrir los ojos de los empleadores.

“Es claro que las compañías deben revisar su equilibrio de género con el objetivos de aumentar sus ganancias, sus resultados positivos no dependen sólo de los recursos humanos, sino de la composición de éstos”, argumentó France – Massin.

Asimismo, la directora de la señalada oficina de la OIT indicó que tomando en cuenta “la escasez de personal calificado en la actualidad, las mujeres constituyen una formidable reserva de talento que las empresas no aprovechan suficientemente”.

“Las empresas que deseen lograr avances económicos a escala mundial deberían promover la diversidad de género como elemento clave de su estrategia. Las organizaciones empresariales, organizaciones de empleadores y asociaciones profesionales pertinentes deben asumir el liderazgo abogando por políticas eficaces, incluida la aplicación pertinente de las mismas”, agregó.

Entre los factores que dificultan el acceso de las mujeres hacia los puestos requieren la toma de decisiones, se encuentra el hecho de que la cultura empresarial exige una disponibilidad prácticamente absoluta, suponiendo que el cumplimiento de los roles familiares y domésticos de la mujer puedan llegar a ser un perjuicio.

Es por ello que resulta más que necesario y urgente, hacer énfasis en las políticas que promuevan la conciliación entre el trabajo y la vida personal, tomando en cuenta tanto a los hombres como a  las mujeres; considerando de manera muy particular horarios flexibles y licencia de paternidad.

No obstante, según la OIT esta tendencia a discriminar a las mujeres en las altas esferas directivas empresariales, poco a poco ha ido cambiando gracias a los mayores niveles de formación educativa que van constituyendo generaciones de mujeres profesionales, capacitadas y conocedoras de sus derechos.

Según lo advertido por France – Massin, estos avances deben mantenerse y no limitarse exclusivamente al ámbito laboral y empresarial; señalando que “Los sitios de trabajo son un microcosmos de las sociedades y la cultura en que vivimos. Las compañías pueden hacer mucho, pero también debe haber un cambio social. Se debe cambiar el papel de la mujer en la sociedad y aceptar que a medida que se avance en los lugares de trabajo, las empresas necesitarán abrir sus horizontes y derribar las barreras [que dificultan la igualdad de género en sus niveles directivos]”.

 

Con Información de Noticias de la Ciencia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com