Rincones de Cuba: El Convento de San Francisco de Asís

Hoy día se realizan conciertos de música de cámara en el interior de la Basílica.
Hoy día se realizan conciertos de música de cámara en el interior de la Basílica. (HABANA RADIO)

Uno de los atractivos turísticos que podemos encontrar en la ciudad de La Habana se trata de la Basílica de San Francisco de Asís, un antiquísimo monumento arquitectónico que no pasa desapercibido entre los turistas debido a la majestuosa belleza que le caracteriza.

Esta edificación religiosa data del año 1548, cuando se empezó su construcción, que está caracterizada por ser un ejemplar de la arquitectura barroca y se encuentra ubicada en la plaza de San Francisco de Asís, en La Habana Vieja.

Este templo fue inaugurado en el año 1575, sin embargo la obra fue culminada en su totalidad casi 200 años después de iniciada la obra, entre los años 1731 y 1738 cuando fueron realizadas varias reformas en su estructura.

La fachada de la basílica se ubica en la Calle Oficios, donde pueden apreciarse tres grandes estatuas de piedra que representan a Santo Domingo de Guzmán, a la Inmaculada Concepción y a su santo patrono, San Francisco de Asís.

La edificación está constituida por tres amplias naves que se hallan sostenidas por doce columnas que simbolizan a los doce apóstoles de Jesús, y cuenta a su vez con una torre de 48 varas de altura que, para la época de su construcción, fue considerada durante mucho tiempo como la estructura más alta de toda la ciudad. En la cima de la torre se encontraba una escultura de San Francisco de Asís hecha en piedra, pero los fuertes vientos registrados durante un huracán ocurrido en el año 1846 le arrancaron la cabeza.

Hacia el año 1608, existía una capilla de la Orden Tercera de San Francisco al lado de la iglesia, en la cual se rendía tributo a la venerable imagen del Cristo de la Vera Cruz, especialmente los días Viernes Santo cuando la sacaban en procesión por las calles de La Habana; sin embargo hoy día este recinto es una sala de concierto de música de cámara, y en su parte trasera cuenta con un hermoso jardín dedicado a Santa Teresa de Calcuta.

La construcción de esta imponente edificación religiosa fue obra de los frailes franciscanos asentados en la región occidental de la bahía, la cual en principio cumplió funciones de cementerio de los nobles de la colonia hacia los siglos XVII y XVIII; tal es el caso de obispos, capitanes generales, condes e incluso allí reposan los resto mortales de la Marquesa de Monte Claro, Virreina de Perú.

Posteriormente el lugar fue destinado como escuela de bachillerato durante varios siglos, sin embargo el gobierno de España tomó posesión de las propiedades de las comunidades religiosas y se adueñan del recinto en 1841, y los frailes se ven obligados a trasladarse a la Iglesia de San Agustín y el convento es ocupado como almacén y oficina del Archivo General y Aduana de La Habana

Tras la independencia, en el convento se instala la Dirección General de Correos y Telégrafos y en 1916 realizan renovaciones para el funcionamiento de las instalaciones de la Dirección General de Comunicaciones hasta el año 1957.

Tiempo después la edificación fue elevada a la categoría de Basílica Menor y fue convertida en una prestigiosa sala de conciertos, gracias a la extraordinaria acústica que posee y alberga el Museo de Arte Religioso donde son expuestas varias pinturas, objetos, esculturas, piezas de cerámica y arqueológicas que datan de finales del siglo XVII.

 

Con Información de EcuRed

 

Tal vez te interese:

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by