Todo lo que debes saber sobre el ENA

Generalmente las maletas son una preocupación a la hora de viajar a Cuba. Se deben cumplir las políticas de equipaje de la aerolínea y también las resoluciones de la Aduana. Sucede que a veces no se pueda viajar con el total del equipaje en el mismo vuelo. Esto es lo que se conoce como equipaje no acompañado. No obstante, si se conocen los procedimientos establecidos, este no debe significar ningún problema.

En primer lugar, como se supone, la Aduana clasifica las maletas como Equipaje Acompañado y Equipaje No Acompañado (ENA). El equipaje acompañado es aquel que viaja en el mismo avión o barco que su propietario. Es decir, lo acompaña en el viaje. Se conforma tanto por el bolso de mano, como por aquel guardado en la bodega del avión o barco. Para recogerlo se deben presentar los tickets de equipaje entregados por las aerolíneas y navieras al chequear las valijas.

En cambio, el ENA es aquel que no viaja con su propietario. Puede llegar o salir antes o después de la fecha de salida o arribo al país; ya sea por vía aérea o marítima. Una vez en Cuba, se recoge en la misma terminal por la que el dueño arriba. O también en el área de carga de la terminal aeroportuaria o en los depósitos habilitados para ello en las terminales marítimas. No obstante, se deben cumplir los siguientes requisitos para la recogida:

  • El propietario del equipaje realmente debe haber viajado a Cuba
  • El equipaje viene del mismo país de donde procede el propietario
  • El propietario debe realizar el despacho o embarco personal o a su nombre
  • No pueden haber transcurrido más de 30 días si se envía el equipaje en avión; ni más de 60 días si llega por vía marítima, desde la entrada del propietario a Cuba.

Si no se cumplen estos requerimientos, las pertenencias no se clasificarán como ENA. En cambio, recibirán el tratamiento de envío, el cual es más costoso y con un límite de peso mucho menor. Los artículos que excedan dicho límite serán decomisados por la Aduana.

Es importante entender que tanto el equipaje acompañado como el ENA forma parte de la misma importación; por lo cual, una vez el propietario arribe al país debe hacer la declaración de su equipaje completo: el que va con él y el que no. Asimismo, es con el pago: se paga el total de las maletas en el mismo despacho, según las disposiciones establecidas. Luego a la recogida se debe llevar la documentación correspondiente a las valijas.

No obstante, muchos se preguntan, por qué si ya pagaron las maletas en el país donde arriban, deben además pagar en la Aduana. La respuesta es sencilla. En el despacho de aduanas se abona lo indicado por derechos aduanales sobre la importación. En cambio, la aerolínea u otra agencia transportista cobra por el costo del sobrepeso de equipaje (flete) con que se viaja. De hecho, las aerolíneas generalmente incluyen una maleta o dos en el precio del pasaje, según la clase que sea. Muchas veces el incluir otra maleta encarece mucho este precio, por eso algunos prefieren mandarla aparte. También determinados artículos son demasiados pesados para llevarlo en un avión y necesariamente deben viajar con una naviera.

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by