Conozca sobre la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba

Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba.
Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. (COLLAGE DIMECUBA)

Una de las tradiciones más arraigadas entre los creyentes cubanos es la devoción hacia la Virgen de la Caridad del Cobre, la cual por petición del mismo pueblo antillano se ha convertido en la patrona de la Isla desde hace siglos. Compartiremos un poco acerca de su historia y cómo se ha propagado la devoción hacia ella por diferentes regiones del país.

De acuerdo a un escrito de Juan Luis Martín Corona, hallado en la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí, existen gran cantidad de documentos que sumados a la tradición del pueblo ofrecen evidencia de que la devoción hacia la Virgen de la Caridad del Cobre tuvo su origen tras el sorpresivo hallazgo de la imagen mariana.

De acuerdo a lo señalado en el mencionado escrito, en el año de 1612 tres hombres se disponían a recoger sal en la península de Entresacos, en las salinas de la Bahía de Nipe, y cuando se encontraban en la desembocadura del Río Mayarí encontraron la estatua de la virgen sobre las aguas completamente seca, la cual recogieron admirados y decidieron llevarla consigo.

Juan Moreno, uno de los hombres que encontró a la Virgen de la Caridad relató lo sucedido en aquel entonces expresando: “…Habiendo ranchado en cayo Francés que está en medio de la bahía de Nipe para con buen tiempo ir a la salina, estando una mañana la mar calma salieron de dicho cayo antes de salir el sol, los dichos Juan y Rodrigo de Hoyos y este declarante, embarcados en una canoa para dicha salina, y apartados de dicho cayo Francés vieron una cosa blanca sobre la espuma del agua, que no distinguieron lo que podía ser, y acercándose más les pareció pájaro y ramas secas. Dijeron dichos indios parece una niña, y en estos discursos, llegados, reconocieron y vieron la imagen de Nuestra Señora la Virgen Santísima con el Niño Jesús en los brazos sobre una tablita pequeña, y en dicha tablita unas letras grandes las cuales leyó dicho Rodrigo de Hoyos, y decían: Yo soy la Virgen de la Caridad, y siendo sus vestiduras de ropaje, se admiraron que no estaban mojadas…”

Tras este impresionante y místico acontecimiento, se determinó el traslado de la imagen hacia el Hato de Barajagua de donde desapareció en reiteradas oportunidades por lo que se reubicó en el poblado de Real de Minas, específicamente en un lugar muy cercano a la villa de Santiago de Cuba, conocido como las minas de Santiago del Prado donde se abrió una de las más grandes vetas de cobre a cielo abierto de América.

Los vecinos la recibieron de brazos abiertos por considerar el hallazgo de la Virgen como una especie de señal divina, por lo que decidieron levantar un templo en honor de la Madre de Dios al borde de la mina el cual fue construido por los mismos mineros y es el lugar donde reposa hoy la imagen sagrada.

La devoción hacia la Virgen se fue extendiendo y afianzando con el paso de los años celebrándose particularmente cada 8 de septiembre, día de la Natividad de la Virgen María, y en el año 1915 los veteranos de la Guerra de Independencia solicitaron al Papa Benedicto XV que proclamara a la Virgen de la Caridad del Cobre como patrona de Cuba.

Tras la aprobación del Papa Pío XI en 1936, el arzobispo de Santiago de Cuba, Fray Valentín Zubizarreta y Unamunzaga, realizó la Coronación Canónica de la Virgen el día 30 de diciembre de ese año durante la celebración del  Congreso Nacional Eucarístico, realizado en la Alameda Michaelsen, en Santiago de Cuba, con una ceremonia efectuada en presencia de unas 4 mil personas.

En el año 1998 el papa Juan Pablo II visitó Cuba durante el mes de enero, ocasión en la que el pontífice coronó y bendijo nuevamente la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre al celebrar su tercera misa en el país; la cual se llevó a cabo en la Plaza Antonio Maceo de la ciudad de Santiago de Cuba, el día 24 de enero de 1998.

En aquella oportunidad, el sucesor de Pedro exhortó a la feligresía cubana a mantener siempre presentes los grandes acontecimientos ocurridos con la aparición de la Virgen de la Caridad; destacando el importante lugar que ocupa la Madre de Dios en la misión de la Iglesia.

 

Con Información de EcuRed

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by