Cosas que no puede dejar de hacer en La Habana

Visitar las diferentes edificaciones históricas es una de las actividades más recomendadas en La Habana.
Visitar las diferentes edificaciones históricas es una de las actividades más recomendadas en La Habana. (COLLAGE DIMECUBA)

Visitar la hermosa ciudad de La Habana es una de las más extraordinarias experiencias que una persona puede tener, ya que es un lugar en el que se pueden disfrutar de hermosos paisajes, coloridas arquitecturas, un encuentro con una de las más ricas culturas de Latinoamérica y con la hospitalidad de su gente que se caracteriza por su amabilidad y alegría. Presentamos una lista de varias actividades que deben ser realizadas al visitar La Habana.

Diez actividades que no puedes dejar de hacer en La Habana, una vibrante capital que deslumbra con sus majestuosas fortalezas, coloridas arquitecturas y mágicas calles por donde el tiempo ha transcurrido a otra velocidad.

– Caminar por La Habana Vieja: Esta hermosa localidad antillana ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que se trata de la zona más antigua de la ciudad que destaca por sus plazas, fortalezas y castillos que alguna vez brindaron protección de los corsarios y piratas; así como sus hermosos monumentos, edificaciones e iglesias que son una estampa visible de la época colonial en nuestros días.

Entre los lugares más populares se encuentran la Plaza de Armas, Plaza Catedral, Plaza Vieja y la Plaza de San Francisco, junto a la calle peatonal Obispo, es un excelente recorrido que abarca nueve cuadras en las que además es posible disfrutar de diferentes galerías de arte, tiendas y bares.

-Disfrutar de sus exquisitos paladares: Existen diversos lugares en los que es posible degustar de maravillosos y variados platillos nacionales e internacionales, en los que indudablemente se destacan los propios de la gastronomía cubana; permitiendo disfrutar no solo de delicias como la ropa vieja, el picadillo, masita frita, un rico congrí, camarones enchilados; sino que además podrá tomarse deliciosos cocteles mientras escucha de excelente música tradicional.

A lo largo de toda La Habana existe un sinfín de paladares donde degustar de sabrosos platos; sin embargo entre los más destacados de la ciudad se encuentran La Guarida, La Cocina de Lilliam, Restaurante Doña Eutimia, Floridita, entre otros.

-Visitar el Museo de la Revolución: Ubicado en la emblemática Habana Vieja, este lugar construido a inicios del Siglo XX pertenece a una  majestuosa edificación albergó durante muchas décadas al Palacio Presidencial; en el que es representado el estilo ecléctico propio de la época en el que son combinados elementos de la arquitectura alemana, francesa y española y con interiores en el estilo art nouveau que fueron diseñados por el prestigioso estudio neoyorquino Tiffany.

Desde el año 1974, este lugar ha funcionado como Museo de la Revolución y constituye un lugar muy oportuno para descubrir un poco acerca de la historia de esta maravillosa Isla, la cual se va narrando a través de sus 30 salones en orden cronológico para dar a conocer los acontecimientos más importantes del gobierno de Batista, la revolución y el régimen socialista.

-Atardecer en el Malecón: En este lugar se centra la vida social de la ciudad, ya que es aquí donde músicos, artesanos y personas de todas las edades se reúnen; y quienes lo visitan suelen hacerlo mayormente en horas de la tarde a fin de disfrutar del imponente paisaje del atardecer frente al fresco mar, y las bonitas arquitecturas alrededor.

El paseo tiene una extensión de unos 8 kilómetros, que inicia en el Paseo del Prado, y concluye en la desembocadura del río Almendares; en un recorrido que permite disfrutar de diferentes edificaciones históricas, monumentos y castillos.

-Caminar entre el esplendor del Barrio de Vedado: Esta es un área en la que abundan las antiguas casas señoriales, con notables arquitecturas eclécticas y modernas edificaciones en las que mayormente funcionan las instituciones gubernamentales y oficinas de algunas empresas extranjeras, rodeadas de agradables paisajes verdes con abundantes avenidas arboladas.

Entre los lugares más destacados se ubican la Plaza de la Revolución, la Necrópolis de Cristóbal Colón y el Hotel Nacional, siendo este último un bonito lugar en el que podrá disfrutar de un refrescante coctel mientras goza de una maravillosa vista desde su terraza.

-Comprar los famosos puros habanos en la fábrica de Tabacos Partagás: Esta es una agradable visita tanto para fumadores, como no fumadores, donde se podrá conocer la fábrica habanera más antigua de la Isla la cual funciona desde el año 1845, y desde entonces se ha conservado la tradición de elaborar los cigarros a mano mientras que el “lector de tabaquería” entretiene a los trabajadores con sus interesantes historias.

A través de visitas guiadas permitirán comprender el proceso de elaboración de los habanos, empezando con el secado de hojas hasta llegar al empaquetado, para posteriormente avanzar hacia un inmenso salón de ventas donde podrá comprar los diferentes tipos de habano.

-Una visita al Capitolio: Este edificio data del año 1929 y se encuentra ubicado sobre dos manzanas del Centro de La Habana, el cual inicialmente fue construido para la congregación del parlamento; sin embargo tras el estallidos de la Revolución se destinó como sede de la Academia de Ciencias de Cuba.

En este lugar podrá apreciar su valiosa arquitectura, en la que destaca su hermoso pórtico con columnas de estilo jónico, su extensa escalinata y su enorme cópula de unos 92 metros de altura, la cual puede ser observada desde diferentes puntos de la ciudad capital.

-Un domingo en el Callejón Hamel: Este pasaje está en el Barrio Cayo Hueso, muy cerca del Malecón, y forma parte de un callejón de unos 200 metros de largo dedicado a la exposición de artes, gozando de diversas manifestaciones culturales de origen afrocubano plasmadas en coloridos murales, pequeños talleres de artistas que muestran sus trabajos relacionados principalmente a sus ritos.

De manera particular, los días domingo en este callejón se celebran alegres espectáculos de rumba al aire libre, donde el baile al contagioso ritmo de los tambores se convierte en el centro.

– Pasear por el Barrio de Miramar: En este barrio se podrán apreciar lujosas y grandes mansiones, que fueron construidas por la clase alta cubana previo a la llegada de la revolución, las cuales en la actualidad son sedes de algunas embajadas, o pertenecen a algunos hoteles, restaurantes o centros nocturnos.

Entre los lugares que más destacan están la Quinta Avenida, la cual es considerada como una de las más bonitas del país ya que cuenta con tramos rodeados de árboles y manifestaciones arquitectónicas de diferentes épocas donde funcionan algunas oficinas diplomáticas.

Existen muchas otras actividades y visitas que podrá realizar durante su estancia en La Habana, como disfrutar del tradicional cañonazo de las nueve de la noche, visitar los centros nocturnos, entre otros.

Y usted, ¿cuáles de estas visitas ha realizado?; ¿conoce algún otro lugar de interés? ¡Déjenos su comentario!

 

Con Información de EnViajes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com