CUBANOS

El Coney Island de Cuba: la historia de cómo se convirtió en Isla del Coco

Te contamos la historia del emblemático parque Coney Island de Cuba, y cómo tras años de abandono se convirtió en la Isla del Coco.

Como sabemos, en Cuba existen diferentes edificaciones y construcciones elaboradas bajo la inspiración de emblemáticos lugares de Estados Unidos. En consecuencia, no es de extrañar que exista una versión cubana de algunos edificios y lugares norteamericanos, pero en nuestro propio país.

Tal es el caso de uno de los más populares espacios de atracción y diversión de La Habana; donde posiblemente muchos han ido a compartir en familia. Se trata del mítico parque “Isla del Coco”, el cual durante décadas se conoció como el Coney Island de Cuba; y fue uno de los mejores parques de la región.

Esto, sobre todo, porque se construyó con la idea de replicar el extraordinario parque de Coney Island de Brooklyn; destacado por sus fabulosas atracciones. De este modo, los cubanos tuvimos un asombroso lugar de entretenimiento, que poco tenía que envidiarle al norteamericano.

¿Te interesa conocer cómo fue que Cuba tuvo su propio Coney Island? ¡Aquí te lo contamos todo!

De Coney Island a Isla del Coco: historia de un antiguo parque en Cuba

Actualmente, en el municipio Playa de La Habana, funciona uno de los parques de diversiones, diseñado para entretener a grandes y chicos. Lo que, posiblemente, pocos sepan es que lo que actualmente en Cuba se conoce como Isla del Coco, nació hace siete décadas bajo el nombre de “Coney Island”.

Tal como mencionamos anteriormente, este parque nació con la idea de replicar el emblemático parque neoyorquino Coney Island, en la ciudad de Brooklyn. Por lo tanto, para hablar de su historia en Cuba, vale la pena recordar un poco sus orígenes en Estados Unidos.

Hacia inicios del siglo XIX, arquitectos norteamericanos tuvieron la brillante idea de sacar el máximo provecho a la ubicación de Brookling. Como resultado, idearon una especie de feria gastronómica y de entretenimiento en los alrededores de las fabulosas playas del Atlántico.

De esta manera, las personas que visitaban Coney Island en Brooklyn podían deleitarse con la belleza del sitio; mientras que disfrutaban deliciosos platillos y se divertían. En consecuencia, el lugar se llenó de excelentes establecimientos de comida, y las más divertidas atracciones, para grandes y chicos; fomentando así el turismo en la ciudad.

Asimismo, en el siglo XX La Habana se vislumbraba como una ciudad próspera y pujante; con un alto potencial turístico. En tal sentido, surgió la idea de un Coney Island en la capital de Cuba, como una estrategia para aprovechar la belleza de la Isla en pro del turismo.

Por lo tanto, la Compañía Urbanizadora de la Playa de Marianao asumió el ambicioso proyecto; para crear así un lucrativo negocio para el país.

Coney Island Park en Cuba: el más famoso parque de la Isla

Finalmente, la creación de un Coney Island en Cuba se materializó, y el 5 de diciembre de 1918 se inauguró el espectacular parque en la Isla. Para le época, se trataba de uno de los más importantes lugares de entretenimiento del país; e incluso se hizo famoso más allá de las fronteras.

En primer lugar, la construcción se levantó en un punto estratégico, pues desde este se aprecia la belleza del mar; donde más tarde construyeron el Balneario La Concha.

Asimismo, las autoridades lograron cumplir sus propósitos de favorecer la economía y el turismo a través de este ambicioso proyecto. De este modo, al igual que sucede en el Coney Island de Brooklyn, importantes restaurantes de la Isla se establecieron en el sitio.

Como resultado, en poco tiempo, los habaneros tuvieron a su disposición un excelente lugar para divertirse, con excelentes alternativas gastronómicas. Muchos de estos locales de comida se instalaron entre la Quinta Avenida, y lo que hoy se conoce como Playa La Concha. Algunos de los restaurantes más concurridos por la gran calidad de sus comidas, eran el Rumba Palace, La Cocinita, el restaurante Himalaya; por mencionar algunos.

 

Además, tras la inauguración del Balneario La Concha, el atractivo del lugar fue incrementándose; logrando incentivar el turismo nacional e internacional. Es así, como cada vez más personas en Latinoamérica procuraban visitar la Isla para conocer el famoso Coney Island de Cuba.

Sin dudas, las atracciones mecánicas fueron las responsables del éxito de este asombroso parque; donde grandes y chicos tenían diversión garantizada. La montaña rusa del parque era uno de sus principales atractivos mecánicos; así como la Casa de los Cristales; la Estrella; entre otros.

Cierre del Coney Island de Cuba y nacimiento de Isla del Coco

La construcción del Coney Island, en 1918, fue el reflejo de la evolución que estaba presentando la Isla de Cuba en esa época. Sin embargo, décadas más tarde las prioridades de las autoridades cambiaron y, en consecuencia, este majestuoso lugar fue quedando en el olvido.

Como resultado del descuido, las imponentes atracciones del parque empezaron a deteriorarse y lo que solía ser un lugar de diversión se sumergió en el abandono. Ante esta situación, las autoridades intentaron levantar el lugar y reacondicionar las atracciones, para lograr resultados similares a los que se alcanzaron décadas atrás.

Por lo tanto, hacia 1980 se instalaron nuevos equipos japoneses, incorporaron juegos de mesa, y el lugar se remodeló para reabrir sus puertas al mundo. No obstante, la magia del Coney Island de Cuba había desaparecido y los habaneros preferían visitar otros sitios de la Isla, como el Parque Lenin.

Durante los años posteriores, el parque permaneció cerrado y a merced del deterioro del desuso, el óxido y la falta de mantenimiento. Pese a ello, en el año 2005 finalmente surgió una nueva iniciativa con la idea de devolverle vida a un lugar donde tantos cubanos vivieron momentos especiales.

Así, las autoridades iniciaron labores de reconstrucción del parque para reinaugurarlo, ofreciendo además un lugar de esparcimiento a los habaneros. De esta manera, en 2008 reabrieron el antiguo Coney Island Park de Cuba, solo que esta vez lo bautizaron como la Isla del Coco.

Asimismo, esto se logró mediante la implementación de 20 modernos aparatos fabricados en China, para reemplazar las ya obsoletas instalaciones. Actualmente, el parque sigue funcionando, aunque en la última década lo han cerrado para hacer reparaciones; sin embargo, a la fecha continúa siendo un lugar de diversión para los cubanos.

Más Noticias de Cuba

0/5 (0 Reviews)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *