Recarga a Cuba

Margarita Pacheco y Modesto Canto: Conoce una historia de amor infinito

Conoce la romántica historia que protagonizaron Margarita Pacheco y Modesto Canto, dos cubanos que pese a la muerte, hicieron eterno su amor.

Según reza el rito religioso del matrimonio, al momento de unir sus vidas la pareja hace un juramento de amor “hasta que la muerte los separe”. No obstante, una pareja de cubanos decidió extender esta promesa incluso más allá de la muerte y, en consecuencia, prolongaron su amor hasta la eternidad.

Se trata de Margarita Pacheco Alonso y Modesto Canto Menjíbar; una pareja que como muchas, descansa en un mismo panteón, situado en la Necrópolis de Colón.  Sin embargo, no estamos hablando de cualquier matrimonio, pues con su hermosa historia de amor sin duda han logrado cautivar a muchos cubanos.

Al parecer, ambos formaban una muy bonita pareja y vivían muy felices hasta que de manera repentina, Margarita falleció, dejando solo a Modesto.  Y es que, para él era inconcebible vivir sin su amada especialmente considerando que por naturaleza debía ser él quien partiera primero; pues era 23 años mayor.

Punta Cana

Además, el amor que Modesto sentía por Margarita era tal que no lo dejó extinguirse; dejando a muchos cubanos una hermosa lección a través de su historia. Tras la muerte de su esposa, Canto buscó la manera de mantenerse muy cerca de ella, teniendo detalles románticos como lo hacía cuando vivía.

Como resultado, la visitaba diariamente en el cementerio a donde le llevaba flores y dedicaba hermosas serenatas al son del violín que él mismo componía. Y así, Modesto seguía teniendo los más bellos gestos de amor hacia su difunta esposa; dejando sorprendidos a muchos cubanos.

Últimas noticias de Cuba

Una historia de amor que siguió escribiéndose después de la muerte

Asimismo, con sus románticos gestos hacia su esposa, Modesto continuó escribiendo su historia de amor; a pesar de que la muerte se había interpuesto. De esta manera, durante los 18 años posteriores a al fallecimiento de Margarita se dedicó a acondicionar con amor y cariño la tumba de su esposa.

Como resultado, talló en piedra una escultura de su esposa; la cual colocó donde yacen sus restos mortales. Igualmente, realizó bonitas decoraciones en tallado donde escribió las más hermosas palabras inspiradas en el profundo amor que sentía.

Desde que enviudó, Modesto no hizo otra cosa que no fuese esperar que la muerte lo visitara, mientras que preparaba su morada última con Margarita. Por lo tanto, decidió esculpir otra escultura con su propio rostro; la cual situó junto a la de su esposa en la Necrópolis de Colón.

También, escribió un poema que esculpió en el panteón en el cual pedía a las demás personas que rezaran por su alma y la de su esposa. Esto dejó sorprendidos a muchos cubanos; ya que todas estas cosas las hizo sin saber cuándo sería su muerte, pero motivado por ver nuevamente a su amor.

Finalmente, la vida permitió a Modesto reencontrarse con Margarita, el 27 de septiembre de 1977; el momento que tanto quiso vivir. De esta manera, este matrimonio de cubanos consiguió mantenerse unidos en la eternidad; donde siguen escribiendo su trágica, pero adorable historia de amor.

Sin duda, se trata de una historia similar a las de una telenovela; pero encarnada por personas reales, que experimentaron en vida, y más allá de la muerte, amor puro y verdadero.

Actualmente, sus restos siguen en la Necrópolis de Colón, donde muchos cubanos los visitan para honrar su memoria, y admirar la grandeza del amor.

Más Noticias de Cuba

DIMECUBA es una empresa para llamar a cuba, con promociones en Recargas Cubacel. Además ofrece el servicio de viajes y envíos a Cuba. Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.
Si te gustan estas Noticias de Cuba, marca 5 estrellas:
4/5 (1 Review)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.