NOTICIAS CUBA

Luis Alberto García Novoa cuenta una historia de cariño, respeto y honestidad

Esta historia es una muestra de cariño, respeto y honestidad contada por el actor cubano: Luis Alberto García Novoa. Se trata del corazón honesto de una joven cubano.

Es una lección que nos recuerda que hay que ser honestos con nuestros sentimientos y que el amor y el respeto siempre deben primar.

Nos ha mostrado que no importa de dónde venimos ni cuál es nuestra situación, lo que importa es lo que sentimos en nuestro corazón.

Historia de Luis Alberto García Novoa

El muchacho de las fotos se llama Brayan. Es cubano y vive en Boyeros, en el Reparto Militar.

Estaba en casa y me llama mi novia:

“Hace falta que te comuniques urgente con la directora del Conservatorio porque nuestra hija olvidó su teléfono en el baño de la escuela, alguien se lo encontró”.

“Han llamado al teléfono de la niña, un hombre contestó y dice que lo tiene consigo, que su intención es devolverlo y ha dado hasta la dirección en la que reside. Es lejísimos… en lo último de Boyeros”.

Llamo al teléfono de mi niña y él responde. No sabe quién soy.

“Tengo el móvil, mi esposa se lo encontró y lo que quiero es devolverlo. Le digo entonces que habla conmigo, que él móvil es de mi niña y me dice donde vive. Es muy lejos. Muy. Más allá de los aeropuertos. En el culo de Boyeros”, le digo.

Le pregunto si por algún razón su esposa, él o alguien cercano vienen a una zona habanera menos lejana.

Responde: “Voy a llevárselo. No quiero que su niña esté sin poder llamarle. Mándeme su dirección”.

¿Es un marciano? ¿Quién es este hombre? Por la voz y el vocabulario no consigo ponerle edad, ni raza, ni extracción social, ni nada.

“¿Usted es el artista, verdad? Se lo llevo con una condición… que me regale un autógrafo”, me quedo pasma’o.

Le escribo el autógrafo, lo doblo, pongo dentro una suma de dinero que en la Cuba actual es casi nada. Dos horas después me avisa con un timbrazo y bajo a conocerle y a recibir el móvil.

Es muy joven. Muy humilde. Se ve, se siente. Nos hacemos fotos. Le digo que lo que acaba de hacer es algo casi inaudito, es estos tiempos de miseria y de miserables.

Le doy su autógrafo y le veo irse. Como a cincuenta metros veo que abre el papelito y cuando ve el dinero me abre los brazos como diciéndome “No… yo no hice esto por un premio ni nada”.

Le mando un mensaje rápido explicando que fue mi manera estúpida de agradecerle, que no lo tome a mal.

Me responde: “Espero que su princesa se ponga muy feliz de nuevo. No lo hice por dinero ni por nada. Lo hice por mi mamá, que me crió sola y me enseñó desde niño que lo que no es de uno hay que devolverlo. Y si hoy en día nadie lo hace y aunque piensen que soy un bobo o un loco por pensar así, no me importa. Soy así pobre, pero honesto”.

Le respondí: “Acabas de hacerle el homenaje más lindo del mundo a tu mamá. Y a los seres humanos todos. Mi abrazo, Brayan”.

Esta historia de Luis Alberto García Novoa es un claro ejemplo de que el amor y la bondad siempre triunfarán. Brayan es una luz en este apagón y su acto de honestidad nos recuerda que todos somos capaces de hacer el bien.

4.3/5 (4 Reviews)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Amazon para tu gente Cuba 🇨🇺¡Compra AHORA!