Recarga a Cuba

La Giraldilla, simbólica veleta con figura de mujer que honra a La Habana

¿Conoces La Giraldilla de La Habana? ¡Te contamos la historia detrás de la simbólica veleta con figura de mujer, situada en la capital de Cuba!

La ciudad de La Habana cuenta con gran número de monumentos que, además de ser muy bonitos, cuentan con interesantes historias a su alrededor. Tal es el caso de una inusual veleta que muestra la figura de una mujer, ubicada en lo alto de un torreón del Castillo de la Real Fuerza.

En consecuencia, se trata de una escultura de alrededor de unos 110 centímetros, construida en la cima de esta emblemática edificación habanera. Aunque, para algunos parezca una simple creación arquitectónica decorativa, la verdad es que detrás de este monumento hay una triste y legendaria historia de amor.

Tal como mencionamos anteriormente, La Giraldilla de La Habana es una veleta con la cual se representa a una mujer que posa, levantando parte de su falda. Asimismo, sostiene en su mano derecha una palma de la que sólo conserva el tronco, y en su izquierda, en un asta, la Cruz de Calatrava.

Punta Cana

Al parecer, para construirla su creador, el arquitecto Jerónimo Martín Pinzón, se inspiró en la tragedia amorosa que vivió una famosa dama de La Habana. Se trata de Isabel de Bobadilla, cuya triste historia de amor se inmortalizó a través de esta creación, símbolo de esta bella ciudad.

Historia de La Giraldilla de La Habana

La historia que inspiró la creación de La Giraldilla de La Habana, se remonta hacia el año 1573; cuando Don Hernando Soto era gobernador de la Isla. Al parecer, el entonces rey de España encomendó a Soto la misión que procuraría la conquista de La Florida; emprendiendo así una expedición.

Últimas noticias de Cuba

Para ello, Soto partió desde el Puerto de La Habana, llamado Carenas en ese momento, con nueve buques y 537 caballos escogidos de entre los mejores de Cuba. Mientras que, durante su ausencia, su esposa Isabel de Bobadilla permaneció en la Isla, encargándose de dirigirla y gobernarla, según dictaban las órdenes reales.

Sin embargo, Isabel estaba muy enamorada de Hernando y no soportaba su ausencia que se extendió durante dos largos años. Por lo tanto, desesperada por el pronto retorno de su amado, descuidó sus deberes como gobernadora y, en su lugar, lo esperaba ansiosamente.

Asimismo, cuenta la leyenda que en esta angustiosa espera, quien inspiró la creación de La Giraldilla de La Habana se subía a lo alto del castillo. Allí, se pasaba largas horas esperando que las embarcaciones que partieron junto a su esposo llegaran; para así reencontrarse nuevamente.

No obstante, la espera fue en vano y finalmente Isabel supo que Hernando murió durante la expedición, a un lado del Río Misisipi. Como resultado, la angustia y la tristeza embargaron el alma de esta mujer; cuya pena conmovió a toda la ciudad; quedando grabada en el recuerdo.

Es así como, esta triste historia de amor, fue la que inspiró a Pinzón a elaborar esta giraldilla en lo alto de este mítico castillo en La Habana. De esta manera, no solo decoró el lugar sino que, además, le otorgó una simbología tan especial que su valor ha perdurado en el tiempo.

Leyendas sobre La Giraldilla de La Habana

Algunas personas consideran que la historia anterior sobre La Giraldilla de La Habana es una especie leyenda; sin embargo habla de hechos reales. No obstante, si es cierto que esta historia auténtica también se ha visto acompañada de leyendas y algunos hechos curiosos.

Últimas noticias de Cuba

Durante siglos, en Cuba se creyó que después de la muerte del Gobernador Soto, su esposa se entristeció de tal manera que se dejó morir de tristeza. Pese a ello, investigaciones que realizó Pedro A. Herrera López revelan que esto no fue así y, en consecuencia, muestra lo que realmente sucedió.

Al parecer, Isabel si estaba muy triste por la muerte de su esposo pero no murió de amor, como se creía. En contraste, tras entregar las riendas de la Isla a un sucesor se marchó a España donde gozó de la herencia que le dejó Hernando.

Asimismo, un dato curioso sobre La Giraldilla de La Habana es la manera en que ha resistido tantos siglos, después de su creación entre 1630 y 1634. En efecto, la escultura ha sido testigo de muchos huracanes que han azotado el Puerto de La Habana; sin embargo se mantuvo ilesa durante largos años.

Finalmente, en 1926 un ciclón provocó la caída de este monumento que es un emblema de la ciudad capital; causando gran conmoción en los locales. Sin embargo, las autoridades decidieron restaurar la escultura de bronce y colocaron en lo alto del castillo una réplica, en reemplazo de la original.

Mientras que, La Giraldilla que originalmente se veía sobre el Castillo de La Habana se conserva en el Museo de la Ciudad, antiguo Palacio de los Capitanes Generales. Allí, las personas pueden apreciar la creación de Martín Pinzón, y conocer mejor el trágico romance que motivó su creación.

Más Noticias de Cuba

DIMECUBA es una empresa para llamar a cuba, con promociones en Recargas Cubacel. Además ofrece el servicio de viajes y envíos a Cuba. Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.
Si te gustan estas Noticias de Cuba, marca 5 estrellas:
1/5 (1 Review)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.