CUBANOS

Madres en el cine cubano: 10 figuras maternas icónicas

A través de la historia del séptimo arte cubano, se ha capturado la esencia de la maternidad en diferentes géneros y épocas. Desde el cine clásico hasta producciones más recientes, la figura materna ha sido un personaje recurrente y relevante en la cinematografía de la isla. En este artículo, analizaremos el papel de las madres en el cine cubano. En cada una de estas historias veremos una faceta distinta de las madres cubanas, esos seres tan importantes en nuestras vidas.

Las madres en 10 películas del cine cubano

1. Retrato de Teresa, Pastor Vega (1979)

Retrato de Teresa es una obra maestra del cine cubano. El propósito de la película es capturar, de manera fiel y verosímil, la vida de una mujer cubana de los años 70, en su papel de madre, esposa y obrera. Con un enfoque realista y sin adornos, el filme muestra los desafíos y las luchas cotidianas de Teresa, interpretada de manera magistral por la actriz Daisy Granados.

Su vida está marcada por las tensiones y contradicciones que enfrenta en su rol como madre y trabajadora, en un contexto social y político complejo. Retrato de Teresa es una película conmovedora que deja una huella imborrable en la memoria del espectador.

2. Se permuta, de Juan Carlos Tabío (1983)

La actriz Rosita Fornés encarna el papel de una madre cubana que, obsesionada con el bienestar de su hija (interpretada por Isabel Santos), busca casarla por conveniencia y mejorar su situación económica. La trama de la película se desarrolla en un contexto de cambios sociales y económicos en la isla. En este espacio la figura de la madre se convierte en una fuerza impulsora para la prosperidad familiar.

El personaje de Rosita Fornés es fundamental para el desarrollo de la trama. Su afán por encontrar un buen partido para su hija y su deseo de conseguir una casa más grande en El Vedado son situaciones que generan escenas muy humorísticas. Este lado cómico del rol femenino aporta ligereza y frescura a la trama. Gracias a la gran interpretación de Rosita Fornés, su personaje se convierte en una de las madres en el cine cubano más recordadas.

3. Hasta cierto punto Tomás Guitérrez Alea (1983)

Hasta cierto punto se centra en el personaje de Oscar, un guionista que se involucra sentimentalmente con una madre soltera. A través de la historia de amor entre Oscar y Lina, la película explora las tensiones y contradicciones del machismo en la sociedad cubana y su impacto en la vida cotidiana de las mujeres.

La figura de la madre en la película es, por tanto, un elemento clave para la trama. Su papel como trabajadora y madre soltera desafía las expectativas tradicionales de la sociedad cubana. El personaje de la madre es interpretado de manera brillante por Mirtha Ibarra, quien transmite la fuerza, el coraje y la determinación que caracterizan a las madres cubanas. El personaje de la madre es un ejemplo de la lucha y la determinación de las mujeres cubanas para sobrevivir y prosperar en un mundo que a menudo las subestima y las discrimina.

4. Los pájaros tirándole a la escopeta, de Rolando Díaz (1984)

La figura de la madre, Hilda (interpretada por Consuelo Vidal), es uno de los personajes principales y representa un papel importante en la trama. Hilda es una madre viuda que no se limita a su papel de cuidadora y educadora. En lugar de eso, busca una nueva pareja y no teme a romper los estereotipos de género en su búsqueda del amor. Su hijo, sin embargo, se opone a esta idea.

A través del personaje de Hilda, la película aborda temas importantes como la igualdad de género y la libertad sexual de las mujeres. El filme abre el camino hacia una visión más actualizada y diversa de la figura materna.

5. Lejanía, de Jesús Díaz (1985)

Lejanía, de Jesús Díaz, aborda el tema del exilio y los desencuentros familiares que este puede provocar.  La trama se centra en una madre emigrada que vuelve a Cuba después de diez años para visitar a su hijo. A pesar de que su presencia en la vida del hijo es esperada con ansias, la madre no logra conectar con él y tampoco puede adaptarse a la realidad cubana. Esto lleva a situaciones tensas y emotivas en la trama.

La figura de la madre en Lejanía representa una realidad común para muchos cubanos que han tenido que abandonar su país y a sus seres queridos en busca de mejores oportunidades. La película es una muestra conmovedora del drama humano. Expone lo que significa el exilio y cómo afecta la dinámica familiar.

6. Plaff o demasiado miedo a la vida, de Juan Carlos Tabío (1988)

Es una comedia negra que retrata la vida cotidiana de una familia cubana en los años 80. En ella, la figura de la madre, interpretada por la actriz Daisy Granados, tiene un papel fundamental. La actuación de Daisy Granados le dio vida a otra de las icónicas madres en el cine cubano. De hecho, la película se convirtió en uno de los clásicos del cine cubano.

La madre en Plaff es un personaje sobreprotector y dominante, que controla la vida de su hijo y su nuera. Tiene un miedo enfermizo a todo lo que pueda poner en peligro su seguridad y la de su familia. Encarna el estereotipo de la madre cubana que se preocupa por el bienestar de su familia, pero que también puede ser posesiva y autoritaria. Sin embargo, a medida que la trama avanza, la madre comienza a darse cuenta de que su miedo la ha llevado a perderse de disfrutar de la vida y de las relaciones humanas.

7. Madagascar, de Fernando Pérez (1993)

 Madagascar es una película que cuestiona los estereotipos tradicionales sobre la figura materna. Se aborda el rol de la madre de una manera compleja y multifacética. A diferencia de otras películas cubanas donde la madre es retratada de manera más convencional, Laura, una profesora universitaria divorciada dos veces, se enfrenta a una serie de conflictos existenciales que la alejan de este modelo tradicional.

La relación entre Laura y su hija, Laurita, es tensa y conflictiva desde el inicio de la película. A través de la relación madre-hija, la película explora temas como el aislamiento, la incomunicación y la búsqueda de identidad.

8. Miel para Oshún, de Humberto Solás (2002)

Miel para Oshún presenta una historia de un reencuentro entre madre e hijo. La madre, Isabel, es un personaje complejo que ha tenido que enfrentar la separación de su hijo Roberto. Este fue llevado fuera del país por su padre sin su consentimiento. En la película, la figura materna se presenta como un símbolo de fortaleza y resistencia frente a las adversidades de la vida.

La película es una obra emotiva y profunda que aborda temas universales como el amor, la familia y la identidad. A través de una historia íntima y personal, refleja la realidad de muchos cubanos que han tenido que enfrentar la separación y la emigración.

9. Esteban, de Jonal Cosculluela (2016)

Narra la historia de un niño cubano que sueña con convertirse en músico y su madre, que lucha por sacarlo adelante en un país con dificultades económicas. El personaje de la madre, interpretado por la actriz Yuliet Cruz, es fundamental en la trama. Es quien apoya incondicionalmente a su hijo en su pasión por la música. Ella hace todo lo posible por ayudarlo a alcanzar sus sueños.

En Esteban, la figura de la madre es retratada de una forma muy realista. El rol de la madre está representado por una mujer fuerte y trabajadora. Se desvive por su hijo y se enfrenta a los obstáculos de la vida con coraje y determinación. Además de ser una madre amorosa y entregada, el personaje también representa las luchas y sacrificios de muchas madres cubanas que, como ella, hacen todo lo posible por sacar adelante a sus hijos en un contexto de escasez y dificultades.  La película es un homenaje a todas ellas y a su papel fundamental en la sociedad cubana.

10. Una mujer ante el espejo, de Marisol Trujillo (1985)

Por último, mención especial merece el documental Una mujer ante el espejo de Marisol Trujillo. Es un trabajo audiovisual relevante donde la figura de la madre es representada sin idealizaciones. El documental se enfoca en la encrucijada emocional de la bailarina Rosario Suárez ante la decisión de tener un hijo. Por un lado, siente el deseo de formar una familia y ser madre. Pero, por otro, sabe que su carrera como bailarina requiere de una dedicación total y que un embarazo podría poner en riesgo su posición en el mundo del ballet.

El documental muestra las dudas, angustias y presiones que enfrenta Rosario al tener que tomar una decisión que marcará su vida para siempre: la elección entre la carrera profesional y la maternidad. Esta obra se convierte, así, en un retrato conmovedor de una de las decisiones más difíciles que puede tomar una mujer en su vida.

Palabras finales

Aunque las historias de estas películas son únicas, todas comparten el mismo mensaje universal: el amor, la lucha y la dedicación de una madre. Esas madres icónicas que nos ha legado el cine cubano perduran en la memoria de todos los espectadores de distintas generaciones de cubanos.

5/5 (1 Review)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Amazon para tu gente en CUBA 🇨🇺¡Compra AHORA!