Rincones de Cuba: La Universidad de La Habana

Escultura del Alma Mater en la escalinata de la Universidad de La Habana.
Escultura del Alma Mater en la escalinata de la Universidad de La Habana. (JUVENTUD REBELDE)

La Universidad de La Habana es la más importante y antigua institución de educación a nivel superior que existe en Cuba, que fue fundada el 5 de enero de 1728 por un grupo de frailes dominicos de la Orden de Predicadores de Santo Domingo y que en el año 1978 fue declarada como Monumento Nacional.

Durante sus primeros 114 años, esta institución fue conocida como “Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de la Habana” debido a que para su creación se recibió ayuda y aprobación tanto del Sumo Pontífice Inocencio XIII como del Rey Felipe V de Borbón.

La Universidad de La Habana fue la tercera que se estableció en la región del Caribe, la décimo sexta de toda Hispanoamérica; ubicándose durante 174 años en el Convento e Iglesia de Santo Domingo o de San Juan de Letrán, en la calle O’Reilly de La Habana Vieja.

A partir del 24 de agosto de 1842 la universidad quedó secularizada y al no ser una institución pontificia deja de estar en manos de los dominicos y se transforma en la Real y Literaria Universidad de La Habana; insigne institución en la que se formaron importantes científicos, ideólogos y literatos de la Isla como lo son José Antonio Saco, Cirilo Villaverde, Tomás Romay, José María Heredia, Carlos Manuel de Céspedes, entre otros.

Debido a las malas condiciones en las que se encontraba la edificación de la Universidad de La Habana, en el año 1902 inicia el proceso de reubicación y traslado hacia una nueva sede cerca del barrio de Vedado, en lo que antiguamente era la Pirotecnia Militar Española y hoy se conoce como la Colina Aróstegui.

En el año 1902, el más alto centro de estudios se encontraba radicando en un edificio ya inadecuado para sus objetívos, incómodo y casi ruinoso, con más de dos siglos y medio de construido: el viejo caserón del ex convento de Santo Domingo en la calle O’Reilly, por lo que se decide su traslado hacia un nuevo lugar.

Tras varios años de trabajos y reparaciones, el 1ero de octubre quedó finalizada la construcción del Aula Magna de la Universidad de La Habana; una obra en la que se rinde homenaje a importantes e ilustres maestros cubanos, que se han destacado a lo largo de la historia de la Universidad.

Una de las obras más populares y características de esta nueva sede es “El Alma Máter”, una escultura hecha en bronce creada por el artista checo radicado en la Isla Mario Korbel  que hasta 1927 se encentraba ubicada en el centro de una de las edificaciones de la Colina y que posteriormente (en 1928) fue trasladada a la escalinata universitaria;  caracterizada por sus 88 escalones y 4 descansos.

Para la elaboración de esta insigne escultura el artista requirió de dos modelos, una de ellas fue una joven de 16 años de edad que le sirvió para recrear el rostro, la cabeza y el cuello; y para el resto empleó una mestiza habanera, de cuerpo fornido y maduro.

Esta mujer, que representa  a la universidad como una madre que nutre de conocimientos y cultura, se halla sentada sobre un trono de bronce en cuyos costados están grabadas en bajorrelieve algunas imágenes alusivas a las ciencias y a las artes que se impartían en la Universidad de La Habana, como es el caso de la Medicina, la Botánica, Cosmografía, las Leyes, la Filosofía, la Arquitectura, las Letras y la Farmacia.

 

Con Información de Relaq

 

Tal vez te interese:

 

 

0/5 (0 Reviews)

Un comentario en “Rincones de Cuba: La Universidad de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by