VIVIR EN ESTADOS UNIDOS

¿Se puede quitar la Ley de Ajuste Cubano en Estados Unidos?

Con la actual dinámica entre las relaciones de Estados Unidos y Cuba, surge una pregunta crítica que preocupa profundamente a la comunidad cubana. ¿Se puede quitar la Ley de Ajuste Cubano? Desde 1966, esta normativa ha permitido a los cubanos obtener la residencia permanente en EE.UU. después de un año y un día de estancia en el país, bajo ciertas condiciones. Las implicaciones de un cambio tan significativo son enormes.  Para muchos, la posibilidad de eliminar o modificar esta ley trae consigo un mar de incertidumbres. ¿Cómo afectaría esto a los cubanos que ya se encuentran en Estados Unidos o aquellos que planean emigrar?

En este artículo, nos proponemos explorar las aristas de este tema tan complejo. ¿Cuántas veces que se ha intentado eliminar? ¿Cuáles son las posibles direcciones que podrían tomar las decisiones políticas en este ámbito? ¿Y cuál sería el impacto real que tendrían en las vidas de miles de cubanos? Así que si eres cubano, este tema te interesa. ¡Sigue leyendo!

Orígenes e historia de la Ley de Ajuste Cubano

Para entender si se puede quitar la Ley de Ajuste Cubano debemos mirar hacia atrás, hacia sus raíces y el propósito original de su creación. Esta ley vio la luz en noviembre de 1966. Era un momento marcado por tensiones políticas elevadas y una oleada constante de emigrantes cubanos rumbo a Estados Unidos. Su objetivo era brindar un camino hacia la regularización migratoria para aquellos cubanos que habían pisado territorio estadounidense. Así, podían obtener la residencia permanente después de vivir un año en el país.

¿Cuál fue la razón detrás de esta iniciativa? Principalmente, la ley buscaba solucionar la situación particular de los cubanos refugiados políticos que huían de Cuba y aspiraban a encontrar seguridad en Estados Unidos. No obstante, con el pasar de los años, la Ley de Ajuste Cubano se transformó en un puente para que muchos cubanos reiniciaran sus vidas en Estados Unidos.

Intentos de modificar o eliminar la Ley de Ajuste Cubano

La historia entre Estados Unidos y Cuba ha estado llena de altibajos. Esto ha marcando la forma en que ambos países se relacionan, en especial, en términos de migración. A lo largo de las décadas, la Ley de Ajuste Cubano ha sido objeto de debate durante momentos clave de la historia migratoria entre Cuba y Estados Unidos.

1980-1984: la Ley de Ajuste Cubano y el éxodo del Mariel

Durante el éxodo del Mariel en 1980, cuando unos 125,000 cubanos llegaron a Florida en apenas unos meses, la Ley de Ajuste Cubano se puso a prueba. Este evento masivo de migración llevó a algunos sectores en Estados Unidos a cuestionar la viabilidad de mantener la ley tal como estaba. Los argumentos eran que no se podía gestionar un flujo migratorio tan grande bajo las regulaciones existentes.

Los intentos de derogar la Ley de Ajuste Cubano concluyeron en junio de 1984. Se aprobó una enmienda para restablecerla en el proyecto de ley de reforma migratoria HR 1510. En este sentido, la mayoría de los cubanos ajustaron su estatus legal bajo la Ley de Ajuste Cubano entre 1984 y 1985.

1994-1996: la Ley en el escenario de la crisis de los balseros

Durante la crisis de los balseros en 1994-1996, la política migratoria entre Cuba y Estados Unidos enfrentó uno de sus momentos más críticos. Aunque no se modificó la Ley de Ajuste Cubano en su texto durante este período, las políticas de implementación y los acuerdos bilaterales experimentaron cambios significativos que afectaron cómo los cubanos podían beneficiarse de la ley. En respuesta a la crisis, Estados Unidos y Cuba llegaron a varios acuerdos que buscaban manejar el flujo de migrantes de una manera más ordenada y segura.

Uno de los cambios más notables fue la implementación de la política de “pies secos/pies mojados” en 1995. Según esta política, los cubanos interceptados en el mar (“pies mojados”) serían devueltos a Cuba o llevados a un tercer país, mientras que aquellos que lograran tocar tierra en Estados Unidos (“pies secos”) serían elegibles para solicitar la residencia permanente bajo la Ley de Ajuste Cubano después de un año. Estos acuerdos buscaban desalentar las salidas peligrosas y no autorizadas de Cuba. Aunque la ley en sí no se modificó, la forma en que se aplicaba y las condiciones bajo las cuales los cubanos podían acogerse a ella cambiaron significativamente.

2015-2016: la Ley de Ajuste Cubano bajo la administración Obama

Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba anunciado a finales de 2014 y efectuado a lo largo de 2015 y 2016, surgieron nuevos temores sobre el futuro de la Ley de Ajuste Cubano. Durante este período, hubo un aumento significativo en el número de cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos. Esto fue, sobre todo, motivados en parte por el temor a que la normalización de las relaciones pudiera llevar a la eliminación de la ley. Durante la administración de Barack Obama, no hubo cambios directos en la Ley de Ajuste Cubano como tal. Sin embargo, en los últimos días de su presidencia, en enero de 2017, Obama tomó una medida que afectó indirectamente a los cubanos bajo esta ley: la eliminación de la política “pies secos/pies mojados”.

Esto significó que los cubanos interceptados en su camino a Estados Unidos serían tratados de manera similar a los migrantes de otras nacionalidades. Es decir, no recibirían un trato preferencial simplemente por alcanzar suelo estadounidense. Esta decisión buscaba normalizar las relaciones migratorias con Cuba como parte de un esfuerzo más amplio por mejorar las relaciones diplomáticas entre los dos países.

¿Es posible quitar la Ley de Ajuste Cubano en Estados Unidos?

La posibilidad de derogar o modificar la Ley de Ajuste Cubano es un tema complejo que involucra el entramado legislativo y político de Estados Unidos. Para que una ley federal como esta sea eliminada o cambiada, se requiere la acción del Congreso de Estados Unidos, la aprobación de ambas cámaras (la Cámara de Representantes y el Senado) y la firma del Presidente. Este proceso puede ser largo y está sujeto a negociaciones políticas, donde las opiniones y los intereses de los legisladores juegan un papel crucial.

  • A favor de quitar la ley: Los argumentos a favor de derogar la Ley de Ajuste Cubano suelen centrarse en la idea de que esta ley crea una política migratoria preferencial que no se justifica en el contexto actual. Sus críticos argumentan que perpetúa una relación desigual en la política migratoria, ya que otorga a los cubanos un camino hacia la residencia que no está disponible para los nacionales de otros países. Además, sostienen que su eliminación podría ser parte de una estrategia más amplia para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, de esta manera, se incentivaría al gobierno cubano a realizar reformas internas.
  • En contra de quitar la ley: Por otro lado, los defensores de la Ley de Ajuste Cubano argumentan que esta sigue siendo necesaria debido a las condiciones y la falta de libertades en Cuba. Destacan que la ley ofrece un refugio seguro para los cubanos, además de facilitar la reunificación familiar. También señalan que, dada la historia única de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, esta ley reconoce las circunstancias particulares que han llevado a muchos cubanos a emigrar a Estados Unidos.

Entonces, ¿se puede quitar la Ley de Ajuste Cubano? La respuesta no es sencilla. Los argumentos tanto a favor como en contra reflejan las complejidades de la política migratoria estadounidense y las relaciones bilaterales con Cuba. Cualquier cambio en esta ley sería el resultado de un balance entre principios humanitarios, intereses políticos y la dinámica de las relaciones internacionales.

¿Qué pasaría si se elimina la Ley de Ajuste Cubano?

Es importante comenzar señalando que cualquier discusión sobre la eliminación de la Ley de Ajuste Cubano es entrar en el ámbito de lo hipotético. Sin embargo, explorar estos escenarios puede ofrecer una visión de las posibles consecuencias para los cubanos en Estados Unidos y para aquellos que desean emigrar.

Si se eliminara la Ley de Ajuste Cubano, los cubanos en Estados Unidos que aún no han ajustado su estatus enfrentarían un futuro lleno de incertidumbres. De hecho, la preocupación sobre el futuro de la Ley de Ajuste Cubano se ha intensificado recientemente bajo la administración de Joe Biden. Se trata del cambio en la política de admisión para los cubanos que llegan mensualmente a la frontera de Estados Unidos. A muchos de estos migrantes se les concedía un parole humanitario que luego les permitía ajustar su estatus migratorio bajo la Ley de Ajuste Cubano.

Sin embargo, a muchos ahora se les está otorgando una I-220A. Esta, a diferencia del parole, no facilita el camino para acogerse a los beneficios de esta ley. Este cambio tiene implicaciones profundas para los cubanos. La I-220A limita sus opciones de regularizar su estatus migratorio, dejándolos en una situación de incertidumbre y vulnerabilidad. El camino relativamente directo hacia la residencia permanente que proporciona esta ley serían reemplazados por alternativas legales quizás más complejas para regularizar su situación. Por otra parte, para los cubanos que aspiran a emigrar, la eliminación de esta ley complicaría sus opciones. En este sentido, no contarían con una vía clara y segura para cambiar su estatus en el país.

Palabras finales

Aunque hablar sobre si se puede eliminar la Ley de Ajuste Cubano es adentrarnos en terreno de “¿qué pasaría si…?”, es claro que cualquier cambio a esta ley tendría un gran impacto. Desde las vidas personales de los cubanos en Estados Unidos y los que sueñan con llegar, hasta la relación más amplia entre EE.UU. y Cuba, todo sentiría el efecto… Pero, en términos más prácticos, lo importante es seguir de cerca estos debates y entender cómo nos afectarían.

  • Fuente consultada: Los intentos de derogación de la Ley de Ajuste Cubano: un análisis desde las políticas públicas. Rodney Amaury González Maestrey
5/5 (1 Review)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Amazon para tu gente en CUBA 🇨🇺¡Compra AHORA!