CUBANOS

Los cuentos más escalofriantes que encontrarás en los campos de Cuba

Estos son los cuentos de los campos de Cuba que nos muestran las historias más escalofriantes, y son parte del patrimonio cultural cubano.

Cuba es un país lleno de muchísimas riquezas y tesoros, siendo uno de los más importantes la cultura, llena de nuestras arraigadas costumbres y tradiciones. En consecuencia, muchas de ellas han prevalecido a lo largo del tiempo en la memoria de los cubanos, extendiéndose así de una generación a otra.

Asimismo, una de las tradiciones más interesantes de nuestra cultura es la tradición oral, mediante la cual historias de autores desconocidos se han popularizado “de boca a boca”. Entre las más populares están los cuentos de los campos de Cuba, caracterizados por sus historias escalofriantes y llenas de miedo.

Las mismas nacen como resultado de la influencia multicultural que ha recibido Cuba, la cual ha enriquecido la nuestra con diversas costumbres y creencias. Por lo tanto, convicciones de origen africano, español, aborigen, llegaron a la Isla y se mezclaron, para así estructurar las propias creencias de los locales.

De este modo, cuentos cuya data se desconocen surgieron en los campos de Cuba, quedando como parte los mitos más escalofriantes del país.

Posiblemente, a la fecha, muchos ya no crean en estas historias; y las tomen como relatos para asustar a los chiquillos. Sin embargo, la realidad es que han trascendido durante numerosas generaciones, permaneciendo vivas y latentes en el imaginario popular.

¿Alguna vez escuchaste los escalofriantes y espeluznantes cuentos del campo cubano? Aquí te recordamos algunos de los más conocidos.

Cuentos escalofriantes de los campos de Cuba

Sin dudas, son varios los antiguos cuentos y relatos escalofriantes y llenos de terror que aún se escuchan, y permanecen vivos en los campos de Cuba. No obstante, a continuación, repasaremos algunos de los más recordados, y que se han convertido en grandes mitos de nuestra cultura.

1. El niño del diente largo

En primer lugar, entre los cuentos escalofriantes de los campos de Cuba tenemos la historia de “El niño del diente largo”. Se trata de un relato sobre la experiencia de un guajiro y su encuentro con un chiquito de 6 años, quien estaba solo en el camino.

Seguidamente, el guajiro decide subirlo a su caballo para llevarlo hasta el pueblo, pero a mitad del camino recibe un gran susto. El niño le dice “mira mi diente”, descubriendo que el pequeño se hizo grande de una manera inexplicable, y en su boca sobresale un diente bastante alargado.

Este cuento escalofriante surgió hace años en los campos del centro de Cuba, no obstante, se ha popularizado significativamente. Además, en algunos pueblos han modernizado el relato reemplazando el campo por una carretera, y el caballo por una motocicleta.

2. La luz de Yara

Asimismo, “La luz de Yara” es una de las leyendas más populares y escalofriantes que surge precisamente de estos cuentos de los campos de Cuba.

En primer lugar, este relato parte del momento en el que estaban quemando el cuerpo del cacique Hatuey. Según dicen, una de sus amantes quiso aferrarse a su cuerpo, muriendo calcinada entre las llamas, pero su alma quedó en pena.

Al parecer, desde entonces, su alma quedó vagando por los alrededores de Granma y con frecuencia sale al encuentro de los viajeros. La misma se manifiesta a través de formas luminosas y, aunque no hace daño, causa terror entre quienes la ven.

Actualmente, muchos en Cuba creen en el escalofriante relato de este cuento de nuestros campos. En consecuencia, no es extraño que al estar en algún cementerio o campo solitario aseguren ver la “Luz de Yara”, ante cualquier iluminación o luz con la que se topen.

3. El Güije

Sin dudas, uno de los cuentos de los campos más escalofriantes, pero sobre todo populares en Cuba es de “El Güije”, o “Chichiricú”. Se trata de una especie de duende, de piel oscura, peludo, algo cabezón y juguetón que vive desnudo en los alrededores de los ríos o lagunas.

Asimismo, estos seres suelen estar ocultos entre la vegetación y salen al encuentro de la gente haciendo algunas travesuras. Según el relato, las bromas de estos seres pueden ser algo peligrosas porque frecuentemente arrastran a las personas, sumergiéndolas bajo el agua.

También, más allá de los campos de Cuba se tiene la escalofriante creencia de que se puede invocar al pequeño negrito. Para ello, es necesario dar doce vueltas a una ceiba mientras que, se les arroja tabaco; o pueden atraparlos entre 3; 7 o 12 Juanes.

4. La Madre de Aguas

Además, uno de los cuentos del campo más arraigado en la cultura popular de Cuba es el de “La Madre de Aguas”. Este cuento nos habla de la existencia de un majá de gran tamaño, sumamente fuerte, poderoso y tan grueso como una palma.

Su apariencia se caracteriza por poseer cuernos sobre la cabeza y, también, por estar cubierto de escamas que le proporcionan blindaje. Por lo tanto, gracias a estas escamas este majá puede protegerse hasta de las balas, según se cree.

Sin dudas, lo escalofriante de este cuento de los campos de Cuba es la imagen terrorífica que nos dan de este ser, calificado como un monstruo. Igualmente, la leyenda asevera que su labor es mantener viva las aguas donde habita; defendiéndose hasta matar si alguien trata de cazarlo.

5. El babujal

Finalmente, en este listado de cuentos de los campos de Cuba debemos resaltar el relato de “El babujal”. Se trata de una historia, ya convertida en leyenda, que afirma la existencia de una especie de diablillo, gnomo o elfo y con forma de lagarto.

Al parecer, este es un ser maligno, y suele tomar posesión del cuerpo de las personas para obras lejanas al bien. Cuando entraba a las personas, se alojaba en sus estómagos y desataba en ellas un apetito voraz, y se adueñaba de su voluntad por completo.

Aunque este se considera como un cuento escalofriante del campo, muchas personas en Cuba aún tienen la creencia de que este ser es real. Por lo tanto, a la fecha, cubanos realizan rituales para protegerse del babujal, haciéndose tatuajes religiosos, o portando amuletos de oro, plata, hueso o conchas.

Palabras Finales

Sin dudas, más allá de ser escalofriantes, estos cuentos, leyendas y mitos de los campos de Cuba representan un tesoro invaluable de nuestra cultura.

Asimismo, son una muestra de la riqueza de nuestra sociedad, y del poder invaluable de la palabra; por tratarse de relatos orales que han trascendido generaciones.

¿Qué otro cuento de los campos de Cuba recuerdas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Más Noticias de Cuba

0/5 (0 Reviews)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Amazon para tu gente Cuba 🇨🇺¡Compra AHORA!