Sin pelos en la lengua: 10 malas palabras cubanas y frases vulgares  

ADVERTENCIA: El siguiente artículo contiene un lenguaje que algunas personas pueden encontrar ofensivo o molesto, pero el propósito es mostrar desde el idioma parte de nuestra cultura.  

Cuando se trata del lenguaje, y de lo que es “correcto” en la forma de hablar, una serie de puristas salen en defensa del idioma, lo cual en su justa medida salvaguarda la pureza lingüística. Y es que si cuando vemos faltas de ortografía nos sangran los ojos, cuando se escuchan palabrotas nos estallan los oídos.

Pero para dar cuenta de la riqueza léxica del habla popular cubana, y sobre todo de su espontaneidad y emotividad, es necesario conocer, también, ese temita espinoso que son las llamadas “malas palabras”.

Hablaremos hoy de algunas palabras o expresiones malsonantes que se consideran ofensivas y groseras en Cuba. Es importante destacar que se trata de expresiones cuyo uso disfemístico se restringe al caso cubano, ya que muchas de ellas no tienen connotación negativa en otros países de habla hispana. ¿Comenzamos?

Punta Cana

10 malas palabras cubanas y frases vulgares

1. Pinga

Posiblemente pinga sea la más universal de las palabras vulgares cubanas. Esta palabra se utiliza en diversos contextos, por tanto, algunos de los usos más populares en expresiones cubanas son:

  • ¡Ay, pinga!: Se utiliza para expresar un estado de ánimo, por ejemplo, frustración o queja. Ejemplo: ¡Ay, pinga!, ¡qué mal me siento!
  • ¡Pinga!: Utilizada para expresar rotundamente negación o rechazo de algo. La expresión se suele acompañar de un gesto que consiste en llevar la mano, con el puño cerrado, hacia el pene. También con este significado se usa la expresión ¡ni pinga!
  • Comer pinga: Se usa cuando alguien dice o hace algo inconveniente o indiscreto. De ahí deriva comepinga, que se utiliza para insultar a una persona que dice o hace algo inconveniente y también cuando es una persona creída. Ejemplo: ¡Qué comepinga tú eres! Un sinónimo es comemierda.
  • De pinga: Se usa junto a un sustantivo para indicar tanto que algo está bueno como malo, la connotación se determina por el contexto, la entonación o la gesticulación. Ejemplo: Esos zapatos están de pinga (puede significar que están bonitos) / El transporte está de pinga (indica que el transporte está malo).
  • Manda pinga: Se suele usar para expresar disgusto. Es muy frecuente también decir ¡manda pinga esto! Incluso si se quiere intensificar el disgusto se dice ¡repinga!
  • Vete pa casa de la pinga: Se utiliza para decirle a alguien de forma grosera que se vaya del lugar.   

Dato curioso: En Cuba la palabra pinga referida al órgano sexual masculino se registra por primera vez en el Diccionario cubano, etimológico, crítico, razonado y comprensivo de José Miguel Macías en 1885. El Diccionario del español de Cuba del año 2000 recopila una interesantísima lista de sinónimos que se usan en la isla: animal, bate, cabilla, hierro, machete, mandado, manguera, morcilla, morronga, morrongón, palo, pepino, pingón, pirinola, pirulí, salchichón, tolete, trabuco, tubo, entre otras.

2. Cojones

Pisándole los talones a la palabra anterior, los cojones “llueven” en el habla popular para expresar disgusto. Es una de las malas palabras cubanas más usadas y con la que se han formado varias expresiones, por ejemplo:

  • ¡Le ronca los cojones!: Expresión utilizada para indicar asombro o contrariedad. Ejemplo: Cuando llegué a su casa me estaba esperando como si nada, después de lo que había hecho, ¡le ronca los cojones!
  • Con cojones: Se usa para expresar cantidad o magnitud de algo o de una situación. Ejemplo: Es tacaño con cojones. También con este uso se encuentra como cojones, por ejemplo, Come como cojones.

3. Carajo

Carajo es de esas malas palabras cubanas que se le ha escapado hasta al más puritano. Su uso más frecuente es como interjección para indicar susto, disgusto o ira. Es un tilín menos fuerte que sus vecinas anteriores. También se ha combinado con otras palabras para dar lugar a varias expresiones como estas:

  • Como carajo: Se utiliza para indicar abundancia o exageración referido a algo o alguien. Ejemplo: Es tacaña como carajo.
  • Me importa un carajo: Para indicar que algo importa poco, que no quita el sueño.
  • Vaya pa’l carajo: Se utiliza para expresar sorpresa o asombro.  
  • Vete pa’l carajo: Es utilizado para decirle a alguien de manera grosera que se vaya del lugar.

4. Del coño de su madre/el coño de tu madre

Del coño de su madre se utiliza cuando se quiere expresar magnitud o envergadura de algo, por ejemplo, Había una cola del coño de su madre. Algunos sinónimos con este uso, menos vulgares, son del diablo pa’lante, de puñeta, de timbales

Por su parte, el coño de tu madre es una frase que se utiliza para ofender de manera extremadamente grosera a una persona. En este contexto se suele usar también otra, incluso, de mayor peso ofensivo: me cago en el coño de tu madre.

5. Resingar

Es una de las malas palabras cubanas que indica que alguien molesta o importuna a otra persona. Se utiliza en frases como no resingues más, como tú resingas, me tienes resingada

6. Bollúa

En uno de sus usos el término bollúa se refiere a una mujer que es muy valiente, muy «echá pa’lante». En otro contexto se puede referir a una mujer vaga, que le gusta que le hagan el trabajo que debe hacer ella misma. Tiene como sinónimo papayúa.

7. Tolete

Cuando se quiere ofender a alguien para decirle que tiene baja inteligencia, cultura o instrucción una de las groserías cubanas más utilizadas es tolete. Ejemplo: No puede ser más tolete porque no puede. Hay otras que significan lo mismo: cafre, analfaburro, fronterizo, ñame con corbata, seboruco, zocotroco o totomoyo.

8. Hacer talco

Es una expresión que se usa para indicar que algo se rompió, por ejemplo, El jarrón se hizo talco cuando cayó al piso. También se utiliza para expresar que alguien le dio muchos golpes a otra persona o, incluso, que la ofendió o censuró verbalmente: Lo hizo talco. Tiene muchísimos sinónimos como descuajeringar, desconchinflar, desguabinar, destoletar, descojonar, despingar, hacer leña, etc.

9. Pendejo

Otra de las palabras cubanas groseras es pendejo. Se utiliza para decir que una persona es cobarde. Algunas otras que también se emplean con este significado son gallina, flojo, cucaracha, penco, etc.

10. Tarrú

Tarrú es otra de las groserías y vulgaridades cubanas, sobre todo, si se utiliza como insulto y de manera despectiva hacia una persona que ha sufrido una infidelidad por parte de su pareja.

Palabras finales

El habla oral, espontánea y popular es el hervidero en donde las malas palabras y los vulgarismos afloran. Es ese lugar en el que la lengua muestra su lado más versátil a tal punto que, desde luego, la lista de malas palabras cubanas pudiera continuar.

Afirmaba Jesús Orta Ruiz, Premio Nacional de Literatura, que «el verdadero hablar del pueblo es el conjunto de palabras audaces, llenas de vivacidad, ingenio y colorido, creadas por el genio popular para librarse de la rigidez del idioma oficial, ya por desconocerlo, ya por no sentir las palabras oficiales como las que él inventa».

Aun así, no debemos perder de vista este asunto si queremos evitar que nuestras conversaciones cotidianas se inunden de estos palabros que hoy ruborizan a cualquiera. 

Bibliografía: Haensch, Gunther  yWerner, Reinhold (2000): Diccionario del español de Cuba.

Así hablamos los cubanos:

Últimas noticias de Cuba
DIMECUBA es una empresa para llamar a cuba, con promociones en Recargas Cubacel. Además ofrece el servicio de viajes y envíos a Cuba. Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.
Si te gustan estas Noticias de Cuba, marca 5 estrellas:
4.2/5 (10 Reviews)

Un comentario en «Sin pelos en la lengua: 10 malas palabras cubanas y frases vulgares  »

  • el marzo 22, 2022 a las 6:42 pm
    Enlace permanente

    muy buena descripcion con todas estoy de acuerdo menos la palabra carajo pensaba que significaba lejos muy lejos jjjj y no es una mala palabra como las primeras dos pero puede sonar ofensiva en el oido de algun cubano.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *