Carnavales de Cuba: Charangas de Bejucal

En Las Charangas de Bejucal se enfrentan los bandos de La Ceiba de Plata y La Espina de Oro.
En Las Charangas de Bejucal se enfrentan los bandos de La Ceiba de Plata y La Espina de Oro. (RADIO MAYABEQUE)

Todos los años en el mes de diciembre el ambiente de fiesta llega a la localidad de Bejucal en Mayabeque para celebrar las famosas Charangas, que junto a las conocidas Parrandas de Remedios y los Carnavales de Santiago de Cuba, forman parte de las tres fiestas populares más importantes del país y que pese al tiempo aún mantienen sus tradiciones.

Las Charangas de Bejucal, tienen relación con la celebración de la Misa de Gallo, o Misa de Nochebuena por la noche del 24 de diciembre, y se remonta a la época en que los propietarios de las dotaciones de esclavos les otorgaban el día de asueto, por lo que estos aprovechaban para festejar con bailes y ritmos tradicionales en los alrededores de la iglesia.

Con el pasar de los años, los habitantes del pueblo se clasificaron en dos bandos que son: La Musicanga, formado por criollos, negros esclavos y mulatos; y Los Malayos, constituidos por los españoles y criollos que apoyaban a la corona.

Con el tiempo el pueblo se agrupó en dos bandos: «La Musicanga», compuesta por criollos, mulatos y negros esclavos, y «Los Malayos», compuestos por españoles y criollos simpatizantes con la corona. La fiesta a pesar de sus orígenes se mantuvo siempre con carácter laico.

Aunque esta festividad está relacionada con la Navidad, conserva su carácter laico y son muy populares no solo por la música, el jolgorio y el baile sino por la elaboración y presentación de alegres carrozas que anteriormente eran iluminadas con velas.

A inicios del siglo XX los bandos cambiaron sus nombres, pasando de “La Musicanga” a “La Ceiba de Plata” representados por el color azul y usando como símbolo el alacrán; mientras que “Los Malayos” pasaron a ser “La Espina de Oro”, tomando como color distintivo el rojo y su símbolo es el gallo.

En aquel entonces las carrozas eran más sencillas, tiradas por bueyes e iluminadas con carburo, pero siempre mostrando la gran creatividad de sus elaboradores; las cuales con el pasar del tiempo se han actualizado, volviéndose más trabajadas y extravagantes.

Estas celebraciones siempre están acompañadas de algunos personajes particulares, como lo son La Macorina, La Bollera, La Mujiganga, La Kulona y El Yerbero; quienes se unen a este festejo en el que todos bailan al ritmo de la conga.

Tras la llegada de la Revolución, las carrozas poseen temáticas más orientadas a lo cultural, eventos nacionales, internacionales o hechos históricos, los cuales son artísticamente recreados en hermosas y monumentales obras que pueden alcanzar una altura de hasta 23 metros.

Iniciada la fiesta, las carrozas de La Ceiba de Plata salen del Cine Teatro José Martí y las de La Espina de Oro se ubican a la altura del restaurante “Bodegón Gallo”, de donde parten ocultando un verdadero espectáculo que es develado en la plaza donde se encuentran con el bando contrario, para mostrar ante los asistentes las conocidas “sorpresas”.

De manera progresiva, las carrozas se van transformando en especie de enormes escenarios sobre los cuales van apareciendo bailadores y diferentes personas mostrando diversas manifestaciones de Artes Plásticas, Danza, Música y Teatro, brindando así un extraordinario espectáculo.

 

 

 

Con Información de EcuRed

 

Tal vez te interese:

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by