Fina García Marruz: doloroso adiós a la ilustre intelectual cubana

La poeta, ensayista, investigadora, crítica literaria, profesora emérita de la Universidad de La Habana y cimera figura de la intelectualidad cubana, Fina García Marruz, feneció el pasado 27 de junio en La Habana, a los 99 años de edad. Con esta triste noticia, las letras cubanas se visten de luto por la gran pérdida de una de las voces poéticas más notables de nuestra literatura. En DimeCuba queremos con este artículo recordar la obra de toda su vida y rendir meritorio tributo a Fina García Marruz.

¿De que silencio eres tú silencio?

¿De qué silencio eres tú silencio?
¿De qué voz, qué clamor, qué quién responde?
Abismo del azul, ¿qué hacemos en tu seno,
hijos de la palabra como somos?
¿Qué tienes tú que ver, di, con nosotros?
¿Cómo si eres ajeno, así nos tientas?
¿Habría sed de no haber agua cierta?
¿O quién vistióme de piedad los ojos?
¿Puedo poseer, pequeña, don inmenso
que faltase a los cielos y a las aguas?
Y él ¿podría morir, sobreviviendo
menor que él, todo el fulgor del cielo,
quedar la tierna luz indiferente
al fuego que, irradiando, ha suscitado?
Fina García Marruz

 

Punta Cana

Fina, la poesía eres tú

Josefina Consuelo García-Marruz Badía, para todos Fina García Marruz, nació en La Habana el 28 de abril de 1923. Fue compañera de vida del también gran poeta Cintio Vitier y madre de dos grandes compositores cubanos: Sergio Vitier y José María Vitier.

En 1943 fundó junto a Cintio Vitier, Eliseo Diego, Octavio Smith y Lorenzo Garcia Vega la revista literaria Clavileio, que, aunque nunca publicó en ella, sí formó parte del Consejo de redacción. Fue miembro del grupo de poetas de la revista Orígenes —una de las dos mujeres integrantes—, encabezado por José Lezama y al que pertenecían reconocidos intelectuales cubanos, entre ellos, su esposo Cintio. En esta revista Fina comienza a publicar sus primeros ensayos, críticas y poemas.

Como lectora incansable y consagrada estudiosa de la vida y obra de José Martí, fue una de las fundadoras de la Sala Martí de la Biblioteca Nacional, investigadora literaria de la mencionada Biblioteca y del Centro de Estudios Martianos. Integró el equipo realizador de la edición crítica de las obras completas de Nuestro Apóstol.  

La invaluable obra poética de Fina García Marruz figura en varias antologías, entre ellas, Once grandes poetisas hispanoamericanas (Madrid, 1967), compilada por Carmen Conde, y Breaking the silence (Vancouver, 1982) de Margaret Randall.

Recibió el Premio Nacional de Literatura en 1990, Premio Pablo Neruda (Santiago de Chile) en 2007, Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca (Granada, España) en 2011, Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2011, la Orden José Martí en 2013, entre muchos más reconocimientos en Cuba y otros países.

Y aunque hablar de la poesía cubana es hablar de esta destacada intelectual cubana, tampoco debemos olvidar que fue una gran investigadora y ensayista. Comentaba el escritor y académico Roberto Méndez que la lírica acompañaba a Fina García Marruz, en ella hay una poesía del verso, pero también hay una poesía del ensayo y hasta de la investigación —agrega el académico—. 

Este ser de luz se despidió físicamente, pero deja como legado a las letras hispánicas su bella y extraordinaria obra. Se nos fue Fina García Marruz y deposita en nosotros un quehacer: releer a la luz de su partida sus principales libros de poemas como Las miradas perdidas (1951), Visitaciones (1970), Créditos de Charlot (1990) o Habana del centro (1997).

Cuando el tiempo ya es ido, uno retorna

Cuando el tiempo ya es ido, uno retorna
como a la casa de la infancia, a algunos
días, rostros, sucesos que supieron
recorrer el camino de nuestro corazón.
Vuelven de nuevo los cansados pasos
cada vez más sencillos y más lentos,
al mismo día, el mismo amigo, el mismo
viejo sol. Y queremos contar la maravilla
ciega para los otros, a nuestros ojos clara,
en donde la memoria ha detenido
como un pintor, un gesto de la mano,
una sonrisa, un modo breve de saludar.
Pues poco a poco el mundo se vuelve impenetrable,
los ojos no comprenden, la mano ya no toca
el alimento innombrable, lo real.
Fina García Marruz

Últimas noticias de Cuba
DIMECUBA es una empresa para llamar a cuba, con promociones en Recargas Cubacel. Además ofrece el servicio de viajes y envíos a Cuba. Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.
Si te gustan estas Noticias de Cuba, marca 5 estrellas:
0/5 (0 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *