Las 10 telenovelas brasileñas que más gustaron en Cuba

El gusto de los cubanos por las telenovelas es épico, pero si se trata de culebrones “made in Brasil” se crea toda una vorágine legendaria alrededor de la novela de turno. De que las telenovelas brasileñas causan un efecto adictivo en los cubanos no duda nadie. ¿Será el melodrama que tanto nos seduce? ¿El bien y el mal enfrentados? ¿Los secretos y las revelaciones? ¿Los giros inesperados? ¿Los Romeos y las Julietas?… Es que esos dramatizados tienen “un no sé qué, que qué sé yo” que nos cautiva.

Difícil es hacer una selección cuando la gran mayoría emitidas en la televisión cubana desde 1983 se han convertido en el plato fuerte de las noches en los hogares. Pero allá vamos. Traemos 10 telenovelas brasileñas que conquistaron a generaciones y generaciones de cubanos.

Recarga a Cuba

Las 10 telenovelas brasileñas que más disfrutaron los cubanos

1. Una mujer llamada Malú (1979)

La telenovela brasileña Una mujer llamada Malú entró por la puerta grande a los hogares cubanos en 1983 y aquello fue amor a primera vista. Hoy no solo tiene el mérito de ser la primera telenovela del gigante sudamericano que se transmitió en nuestros televisores, sino también de ser una de las más queridas, recordadas y gustadas por los cubanos.

La heroína (Malú) era una madre soltera que debe enfrentar la dura realidad de criar a su hija en una sociedad machista. Desde ese momento Regina Duarte (con el personaje protagónico de Malú) se convirtió en una invitada especial de nuestras casas. Además, la novela tuvo el acierto de tocar temas tabúes de la sociedad de ese momento como el divorcio o el aborto. 

2. La esclava Isaura (1976)

La esclava Isaura fue extremadamente popular en la isla durante su transmisión a inicio de los años 80. Hasta hoy es una de las telenovelas brasileñas más recordadas en Cuba por el furor que causó y los lagrimones que desataba aquel melodrama de época.

No hay un cubano que no mencione esta telenovela, pues, según recuerdan, el país entero quedaba paralizado cuando en las pantallas de los televisores rusos de aquellos tiempos aparecía Lucelia Santos (personaje de Isaura) sufriendo todo lo inimaginable que se puede sufrir. Pero fue precisamente en aquel melodrama donde se esconde el éxito rotundo y el índice de audiencia que iba subiendo capítulo a capítulo, algo jamás visto en Cuba.

Y tampoco se olvidan las actuaciones de Edwin Luisi, en el papel del galán de Tobías y de Rubens de Falco, interpretando al mezquino y cruel Leoncio.

3. Doña Bella (1986)

Telenovela cuya trama se inspira en un personaje histórico del Brasil del siglo XIX, Doña Bella cautivó a todos los cubanos noveleros por tejer una historia de amor-odio sazonado con sed de venganza. Fue transmitida por la televisión cubana a finales de los 80 y por aquel tiempo las calles de Cuba se quedaban vacías, todos dispuestos a ver la novela. De hecho, dicen hasta en el periódico Granma salían reportajes sobre la novela.  

La belleza de Maitê Proença y la mirada perdida que lanzaba al decir su icónica frase “Vivir es peligroso” enloquecía a los hombres de casa y hasta se convirtió en el amor platónico de los adolescentes. ¿Y quién se acuerda del delincuente Cuarentiña? A raíz de este nombre en Cuba se empezaron a llamar “cuarentiñas” las guaguas que cobraban 40 centavos por el pasaje. ¡Verdad que el ingenio criollo del cubano está “fuera de liga”!

Combo de comida para Cuba

4. Vale todo (1988)

Vale todo fue una telenovela brasileña emitida a inicios de los 90 en Cuba, en pleno Periodo Especial, que llegó a ser todo un furor en la isla. Amén de tramas bien contadas y de un reparto estelar con rostros tan familiares como los de Regina Duarte, Gloria Pires y Antônio Fagundes, lo más interesante del fenómeno Vale todo es que en esta telenovela brasileña encontramos el origen de las famosas “paladares” en Cuba.

Recordemos que por los años 90 comenzaron a aflorar muy tímidamente los pequeños negocios privados en la isla, y claro el cubano empatizó con la emprendedora Raquel (Regina Duarte) que empieza por vender bocadillos en las playas de Río de Janeiro y llega a abrir su propio establecimiento nombrado Paladar. Así pues, a aquellos pocos restaurantes que abrieron por ese tiempo se le empezó a denominar “paladares”, nombre que perdura hasta el sol de hoy.   

5. Mujeres de arena (1993)

Otra de las telenovelas brasileñas más gustadas en Cuba fue Mujeres de arena, aquella en la que la magistral Gloria Pires daba vida a las gemelas Ruth (la buena) y Raquel (la mala) a tal punto que con su actuación logra engañar al espectador.

Y sí, en Cuba somos amantes de esos melodramas en los que el bien y el mal se enfrenta, fórmula que es la base de esta novela: una historia de amor entre Ruth y Marcos donde se interpone Raquel. Pero a pesar de sonar simple la trama, la novela tuvo un gran gancho en los televidentes cubanos.

6. La próxima víctima (1995)

Una trama policial, al mejor estilo de Agatha Christie, mantenía en vilo al espectador con aquello de utilizar el horóscopo chino para seleccionar a la próxima víctima del misterioso asesino; la malvada sensual Isabela y actores de la talla de José Wilker (Marcelo Rossi), Susana Vieira (Ana Carvalho), Tony Ramos (Juca) y Claudia Ohana (Isabela Ferreto) hicieron que cada noche los cubanos contuvieran el aliento frente a sus televisores.

Sus 140 episodios (en versión internacional) arrasaron en Cuba por allá por 1997 cuando la transmitieron, tanto así que es una de las telenovelas brasileñas que más audiencia y seguidores tuvo en la isla. El tema de las calles durante los 10 meses que acompañó las noches de los cubanos solo era uno: quién es el asesino y por qué está ligado a la familia Ferreto. Y ahora, después de tantos años de transmitida y retransmitida, ¿recuerdas al asesino de La próxima víctima?    

7. El rey del ganado (1997)

El rey del ganado fue una de esas novelas que logran captar la atención del público por la capacidad artística de criticar y exponer problemáticas sociales. Pero más allá de eso lo que nos encantaba era esa suerte de Romeo y Julieta a la brasileña. Los personajes carismáticos y no tan maniqueos enriquecieron la telenovela. Cómo olvidar a Luana (Patrícia Pillar), Bruno Mezenga (Antônio Fagundes) o Jeremias Berdinazzi (Raúl Cortez). 

8. Señora del destino (2004)

Si hubo una telenovela brasileña dueña y señora de nuestros televisores a las 9:00 p.m. esa fue Señora del destino. La historia de Maria do Carmo (Susana Vieira) se robó la atención, los corazones y causó euforia en los televidentes cubanos.

Fue televisada en Cuba en el 2005 y hasta el sol de hoy es una de las telenovelas brasileñas más recordadas de todas las transmitidas en Cuba. ¿Quién no recuerda a Nazaré, la malvada, la villana de las villanas, interpretada por la espectacular Renata Sorrah? Llegamos a odiar tanto a este personaje que por aquel año en Cuba anduvo un catarro de turno al que le llamamos Nazaré… ¡cosas de los cubanos!

¿Y qué me dicen de la retahíla de galanes que eran hijos de DoCarmo? Sin duda, esta telenovela brasileña fue un éxito clamoroso para el público cubano por ser entretenimiento puro, por tener personajes malos, malísimos y otros buenos, buenísimos y por su tono jocoso que trae luz justo cuanto los sucesos trágicos están a punto de excederse.  

9. Rastros de mentiras (2013)

Para los amantes de las telenovelas brasileñas en la isla llegó en el 2016 Rastros de mentiras. Como todo buen culebrón las dosis de enfrentamiento entre el bien y el mal, las verdades y mentiras, las idas y venidas amorosas en esta telenovela están a la orden de día… pero todos los televidentes felices porque visto y demostrado que, aunque los cubanos nos sabemos al pie de la letra todos estos componentes novelescos, no perdemos el interés por esas enrevesadas historias cargadas de conflictos, intrigas, secretos y descubrimientos.

Y aunque son memorables los protagónicos de Paloma (Paolla Oliveira) y Bruno (Malvino Salvador) o las siempre actuaciones estelares de Susana Vieira y Antonio Fagundes (en los personajes de Pilar y César Khoury, respectivamente), el personaje más recordado y el que se robó el show en esta novela fue el villano de villanos Felix (interpretado por Mateus Solano) y sus frases  inmortales como «mami poderosa» y las mitológicas como «tengo que haber salado la Santa Cena» o «¿será que le serví cafecito sin azúcar a los reyes magos para sufrir tanto así? Bueno… Valdirene (Tatá Werneck) con su “inteligencia pura” también tiene lo suyo.     

10. Avenida Brasil (2012)

Y en el 2013 llegó al espacio televisivo Avenida Brasil, una de esas telenovelas que logran atrapar para el bien de unos y para desgracia de otros. Con sus enredos, historia de venganza de Rita-Nina, triángulos amorosos y dosis de thriller hollywoodense esta telenovela brasileña fue muy popular en la isla, pero la sórdida trama que mantuvo activo a los espectadores a la mitad de la novela se sentía dilatada y aburrida.  

Aun así, muchos la disfrutaron, en especial, los personajes casi caricaturescos que le otorgan humor como Carlitos y sus tres mujeres. Y también es imposible olvidar el personaje de Carmina, tan bien construido por Adriana Esteves.  

Palabras finales

Si le preguntas a un cubano cuál de las telenovelas brasileñas emitidas en Cuba es su preferida, seguramente te responderá que casi todas son espectaculares. Ese es el sentimiento compartido por la gran mayoría de televidentes que se sientan en su horario habitual a disfrutar la telenovela brasileña de turno.

Quedan para el recuerdo otras telenovelas también muy gustadas como Gotita de Gente, Felicidad, El clon, Cabocla, La muralla, Niña Moza, Terra Nostra, Acuarela de Brasil, Dos caras, Siete mujeres, La favorita… ¿Cuáles han sido las que más recuerdas?  

Noticias de Cuba más leídas
DIMECUBA es una empresa para llamar a cuba, con promociones en Recargas Cubacel. Además ofrece el servicio de viajes y envíos a Cuba. Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.
Si te gustan estas Noticias de Cuba, marca 5 estrellas:
4/5 (3 Reviews)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *