Carnavales de Cuba: Las Parrandas de Remedios

Gran cantidad de personas participan de esta gran fiesta.
Gran cantidad de personas participan de esta gran fiesta. (VANGUARDIA)

Las Parrandas de Remedios son una de las fiestas tradicionales más importantes de toda Cuba, las cuales se efectúan todos los años durante la noche del 24 de diciembre en el municipio de Remedios, en la provincia de Villa Clara.

Esta arraigada tradición, nació hacia el año 1820 a partir de la iniciativa tomada por el sacerdote Francisco Vigil de Quiñónez, en la que invitó a un grupo de niños a que lo ayudasen a despertar a los locales haciendo una gran bulla por las calles, a fin de que asistieran a las tradicionales Misas de Aguinaldo, las cuales se celebran en horas de la madrugada desde el 16 al 24 de diciembre.

A partir de esto, la tradición de salir a la calle y formar un alboroto en la época navideña fue evolucionando y aunque se ha desviado del sentido religioso, es un festejo que prevalece a pesar del tiempo; sustituyendo poco a poco los pitos, matracas y latas llenas de piedras que usaban los niños por música, parrandas, fuegos artificiales, prominentes carrozas y muchas sorpresas más.

Inicialmente las fiestas abarcaban las barriadas de Camaco, El Cristo, San Salvador, El Carmen, Buenviaje, La Parroquia, Laguna y Bermeja; sin embargo hacia el año 1851 las comunidades determinaron agruparse en dos grupos rivales conocidos como “El Carmen” (La Bermeja, La Parroquia, El Carmen y El Cristo) y “El Salvador” (Laguna, Buenviaje, San Salvador y Camaco), los cuales estaban bajo el liderazgo de Doña Chana Peña y Doña Rita Rueda respectivamente.

Doña Chana Peña y Doña Rita Rueda fueron las encargadas de darle una forma más organizada a este festejo popular, definiendo una estructura, un orden y una logística específica para la ejecución de las parrandas por parte de cada bando.

En la actualidad la fiesta se realiza el día 24 de diciembre, y se inicia desde la mañana con una peregrinación que parte desde el Museo de Parrandas Remedianas hasta el cementerio local, donde rinden tributo a ilustres parranderos que ya han fallecido, durante un recorrido en el que se van sumando autoridades gubernamentales, profesionales, músicos y personas de todas las edades para pedirle a los parranderos muertos a que les acompañen al gran festejo que realizarán por la noche.

Aproximadamente a las 5 de la tarde, los dos bandos alternan una entrada en la Plaza del pueblo donde se da un espectáculo de fuegos artificiales y empiezan a sonar las melodías parranderas, en las que predominan las trompetas y los toques de paila; un sonido que se hace pleno a eso de las 10 de la noche cuando cada bando hace su entrada triunfal presentando a los barrios que lo conforman.

El silencio vuelve a las calles a la media noche, dando oportunidad de que se celebre la Misa de Gallo o Misa de Nochebuena, para que al finalizar sea retomado el jolgorio popular con más fuegos artificiales en medio de contagiosas rumbas de desafío y polkas hasta las dos de la madrugada; momento en que hacen su llegada las extravagantes carrozas y sus peculiares personajes que forman parte de una especie de historia o cuento que es narrado.

Posteriormente es presentado un nuevo show de fuegos artificiales, y al amanecer los dos bandos salen a las calles entonando las rumbas de las victorias proclamándose ganadores; ya que en esta fiesta no existe un jurado y siempre el pueblo es el que triunfa.

 

 

Con Información de EcuRed

 

Tal vez te interese:

 

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola! ESPECIAL Cubacel con bono de 30 CUC GRATIS https://www.dimecuba.com/topup
Si necesitas ayuda estaré por aquí
Powered by