TURISMO CUBA

Puente sobre el río Yayabo: la resistencia en Sancti Spíritus

El Puente sobre el río Yayabo es uno de los sitios más emblemáticos de la cuarta villa de Cuba. Desde 1831, ha demostrado su utilidad como vía de comunicación entre la ciudad de Sancti Spíritus y su zona sur.

Historia del puente sobre el río Yayabo

El puente sobre el río Yayabo comenzó a construirse en 1817 y se inauguró oficialmente en 1825. Su construcción costó más de 30,000 pesos de la época, una suma significativa que refleja la importancia de la obra para la ciudad.

La necesidad de construir este puente surgió del creciente comercio y la expansión de la población hacia el sur, que requería una vía confiable para cruzar el río, especialmente durante la temporada de lluvias cuando el río Yayabo se volvía intransitable.

El proyecto fue impulsado por el síndico procurador general Don Vicente Valerino y contó con el apoyo del obispo Juan José Díaz de Espada y Fernández de Landa. La obra fue dirigida por los maestros albañiles Don Domingo Valverde y Don Blas Cabrera.

La mano de obra principal provino de presos del municipio, quienes trabajaron arduamente para levantar esta majestuosa estructura. Aunque existen leyendas que dicen que se usó leche de vaca para humedecer la mezcla de cal y arena, no hay evidencia que lo confirme. Sin embargo, estas historias añaden un toque de misticismo a la ya fascinante historia del puente.

Arquitectura y diseño del puente sobre el río Yayabo

El puente Yayabo tiene un diseño que recuerda a los puentes medievales europeos. Está hecho de piedra de cantería y formado por cinco arcos que disminuyen en altura hacia las orillas, un diseño que no solo es estéticamente agradable, sino también funcional.

Estos arcos proporcionan una distribución uniforme del peso y una mayor estabilidad estructural. El puente tiene una altura de 9 metros y un largo de 85 metros.

Esta estructura se integra perfectamente con el paisaje urbano de Sancti Spíritus, complementando otros edificios históricos como la Parroquial Mayor y el Teatro Principal.

Los materiales utilizados para su construcción, como los ladrillos de barro, la cal y la arena, fueron extraídos localmente, lo que refuerza la conexión del puente con la tierra espirituana.

Importancia cultural

El puente Yayabo no es solo una obra de ingeniería; es un símbolo vivo de la ciudad de Sancti Spíritus. Desde su construcción, ha sido la principal vía de comunicación entre el Centro Histórico de la ciudad y su zona sur.

Esto ha permitido el crecimiento y desarrollo de áreas que, de otro modo, habrían permanecido aisladas.

El puente es el único exponente de su tipo que se conserva en Cuba, lo que lo convierte en uno de los bienes más valiosos para los espirituanos.

Su preservación y estado actual reflejan el orgullo y la dedicación de la comunidad para mantener su patrimonio.

Además, es uno de los monumentos más fotografiados de Sancti Spíritus, con turistas y locales capturando su majestuosidad desde diversos ángulos.

La estructura es un testimonio de la historia y cultura de la región, y su presencia en la vida diaria de los espirituanos es constante, siendo testigo de generaciones que han pasado por sus arcos.

Resistencia y durabilidad

Durante casi 200 años, el puente sobre el río Yayabo ha resistido innumerables crecidas del río. Una de las más recientes ocurrió el 28 de mayo de 2018, cuando las intensas lluvias causaron una gran crecida que mantuvo en vilo a todo el barrio de Colón. A pesar de estas pruebas, el puente ha permanecido firme, lo que destaca su extraordinaria resistencia.

El arquitecto Roberto Vitlloch, director de la Oficina Provincial de Monumentos y Sitios Históricos, explica que la durabilidad del puente se debe a sus características constructivas.

Los arcos de medio punto, o arcos romanos, son un sistema que trabaja a compresión. Esto significa que todas las fuerzas que recibe el puente se distribuyen de manera que los arcos se refuercen entre sí, proporcionando una gran estabilidad.

Además, el diseño del puente incluye luces de los arcos, con el arco central teniendo una luz de 10 metros. Este diseño permite que el puente soporte grandes presiones sin dañarse.

El empleo de ladrillos finitos y estrechos también contribuyó a la perfección de los arcos. Otra ventaja es que el puente no es plano; el arco central es más alto que los demás, permitiendo que el agua pluvial escurra hacia los laterales.

Los tajamares, piezas anexas que se encuentran en los apoyos del puente y que están diseñadas para cortar el agua como la quilla de un barco, también juegan un papel crucial.

Estas piezas desvían la corriente al espacio de los arcos, evitando que el agua choque directamente con la base del puente. Las secciones de apoyo, que son grandes y están sobre la piedra del río, también contribuyen a su resistencia.

Eventos relacionados

A lo largo de su historia, el puente ha sido escenario de numerosos eventos importantes para la ciudad. En sus alrededores se han realizado actos culturales, desfiles y otras celebraciones que destacan su importancia como monumento histórico y cultural.

Su ubicación estratégica ha facilitado su uso en festividades locales, convirtiéndose en un punto de encuentro para la comunidad.

En 1935, el puente fue declarado Monumento Público, y en 1995 se le otorgó la categoría de Monumento Nacional de Cuba.

Estas distinciones subrayan su valor patrimonial y la necesidad de su conservación para futuras generaciones. Además, estos reconocimientos han ayudado a promover el turismo en la región, atrayendo a visitantes interesados en explorar la rica historia y cultura de Sancti Spíritus.

El puente también ha resistido el paso del tiempo, soportando diversas renovaciones y mantenimientos que han asegurado su integridad estructural.

En la década de 1980, se desvió el tráfico pesado hacia un nuevo puente, lo que ayudó a preservar la estructura original del Yayabo.

Conclusión

El Puente sobre el río Yayabo es mucho más que una estructura funcional. Es un símbolo de la identidad espirituana, un testimonio de la historia y una joya arquitectónica que ha resistido el paso del tiempo.

Su presencia sigue siendo fundamental para la vida en Sancti Spíritus, conectando el pasado con el presente y sirviendo como un recordatorio constante de la rica historia cultural de la región.

La legendaria estructura está viva en el recuerdo y las añoranzas de los que están lejos, ansiosos por, desde las gruesas barandas de su inolvidable puente, contemplar las tranquilas aguas del Yayabo.

Es considerado por muchos la joya colonial del centro de la isla, y su construcción es admirada por quienes lo transitan. Constituye el principal símbolo patrimonial de la ciudad espirituana.

Más Noticias de Cuba

0/5 (0 Reviews)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recarga x12 + Internet nocturno 🇨🇺 Recarga AHORA
+ +