VIVIR EN ESTADOS UNIDOS

Ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos: beneficios para futuras madres

Estados Unidos cuenta con varios programas disponibles para las futuras mamás, desde cuidado prenatal y posnatal hasta asistencia alimentaria y de vivienda. En este artículo, nos proponemos desglosar detalladamente las diversas formas de ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos. Hablaremos sobre el alcance de los programas gubernamentales, las organizaciones sin fines de lucro que brindan apoyo a las embarazadas, así como de las leyes que protegen los derechos de las mujeres durante y después del embarazo.

¿Qué pasa si quedo embarazada en Estados Unidos estando ilegal?

Si estás en Estados Unidos sin un estatus migratorio legal y quedas embarazada, aún tienes derechos y acceso a ciertos servicios. Este es un tema delicado, por tanto, es crucial entender que a pesar de los desafíos existen varias formas de ayuda disponibles.

Todas las personas, independientemente de su estado migratorio, tienen derecho a recibir atención médica de emergencia en los Estados Unidos. Además, en algunos estados, las mujeres embarazadas pueden calificar para la cobertura de Medicaid (en California, por ejemplo). Los centros de salud comunitarios también pueden proporcionar atención prenatal a bajo costo.

Por otra parte, si das a luz en los Estados Unidos, tu hijo es automáticamente un ciudadano estadounidense. Esto se debe a  la 14ª Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos, que garantiza la ciudadanía americana por derecho de nacimiento. Esto puede abrir una serie de recursos y apoyos para tu hijo, aunque no cambia automáticamente tu propio estado migratorio.

Te recomendamos: 

¿Cuánto tiempo es la licencia de maternidad en Estados Unidos?

Estados Unidos es el único país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que no dispone de licencias de maternidad o paternidad pagadas. La licencia de maternidad en Estados Unidos es regida por la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA) de 1993. Esta ley proporciona hasta 12 semanas de permiso de ausencia no remunerado por año a empleados elegibles para el nacimiento de un hijo, la colocación de un hijo para adopción o acogida, o para cuidar a un hijo con una enfermedad grave.

Para ser elegible bajo la FMLA, un empleado debe:

  • Haber trabajado para el empleador durante al menos 12 meses
  • Haber trabajado al menos 1,250 horas durante los 12 meses anteriores a la salida
  • Trabajar en un lugar donde el empleador emplea a 50 o más empleados dentro de un radio de 75 millas

Algunos estados y ciudades tienen sus propias leyes que proporcionan licencia de maternidad remunerada. Estas leyes pueden variar en términos de duración y cantidad de pago, por lo que es útil revisar las políticas específicas en tu área. Además, ciertas empresas ofrecen sus propias políticas de licencia de maternidad que pueden ser más generosas que lo que se requiere por ley. En este sentido, pueden proporcionar tiempo adicional o licencia remunerada, como un beneficio para atraer y retener a los empleados. Por lo tanto, siempre es una buena idea revisar las políticas de tu empleador específico en relación con la licencia de maternidad.

Sugerido:

Leyes que protegen a las mujeres embarazadas en Estados Unidos

En el entramado legal de Estados Unidos, las mujeres embarazadas gozan de una serie de protecciones y derechos fundamentales. Estas leyes, tanto a nivel federal como estatal, abarcan desde el ámbito laboral hasta el de la atención de la salud. Además, defienden la prohibición de la discriminación en el lugar de trabajo por motivos de embarazo hasta la garantía de acceso a la atención médica prenatal y posnatal.

Las leyes que comentaremos a continuación, sirven como un escudo legal para proteger a las mujeres embarazadas de prácticas injustas y para asegurar que puedan disfrutar plenamente de este período de su vida. En los siguientes párrafos, vamos a comentar algunas de las leyes más significativas en este ámbito que sirven de apoyo para las mujeres embarazadas en Estados Unidos.

La Ley de Discriminación por Embarazo (PDA)

La PDA es una importante pieza legislativa promulgada en 1978 que modificó la Ley de Derechos Civiles de 1964. La ley establece que los empleadores no pueden discriminar a una mujer en base a su embarazo, parto o cualquier condición médica relacionada. Esto significa que el empleador no puede tomar ninguna decisión adversa en cuanto a la contratación, despido, pago, asignación de trabajo, promoción, o cualquier otra condición de empleo, basada en la condición de embarazo de una mujer.

Por otra parte, el acoso hacia una persona embarazada motivado por su estado de embarazo o cualquier hostigamiento relacionado con una condición médica derivada del embarazo, es considerado discriminación de género y es ilegal. El acoso puede manifestarse de diversas maneras: desde actos verbales hasta cualquier otra acción que pueda representar una amenaza física, causar daño o humillación.

Esta ley proporciona una protección crucial para las mujeres en el lugar de trabajo. Garantiza que no sean tratadas de manera desfavorable ni se les nieguen oportunidades debido a su embarazo. Si una mujer siente que sus derechos bajo la PDA han sido violados, puede presentar una queja ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos (EEOC). Este es el organismo federal responsable de hacer cumplir dicha ley.

Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA)

Por otra parte, si una mujer se encuentra temporalmente imposibilitada para desempeñar sus funciones laborales debido a una condición médica vinculada al embarazo o al parto, el empleador debe tratarla de igual forma que a cualquier otro empleado con una incapacidad temporal. Esto puede implicar, por ejemplo, conceder licencia por discapacidad o licencia no remunerada a las empleadas embarazadas, si estas mismas provisiones se ofrecen a otros empleados con discapacidades temporales.

Además, algunas complicaciones del embarazo, como la diabetes gestacional o la preeclampsia pueden ser consideradas discapacidades bajo la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). En este caso, es posible que el empleador deba proporcionar adaptaciones razonables, como licencia o modificaciones que permitan a la empleada llevar a cabo sus tareas, siempre y cuando dichas adaptaciones no representen una carga excesiva.

Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA)

Como ya se ha comentado anteriormente, esta ley permite a las mujeres embarazadas  elegibles tomar hasta 12 semanas de permiso no remunerado por año. Los empleadores están obligados a mantener el seguro de salud del empleado durante este tiempo y a permitir al empleado volver a su puesto original o a uno equivalente después de su permiso.

Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA)

La Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), también conocida como Obamacare, trae consigo una serie de beneficios significativos para las mujeres embarazadas. Aunque esta ley integral aboga por la salud y el bienestar de todas las personas, tiene disposiciones específicas que respaldan a las mujeres durante el embarazo.

Un aspecto clave de la ACA es que requiere que la mayoría de los planes de seguro de salud cubran la atención prenatal y posnatal. Esto es esencial para garantizar la salud tanto de la madre como del bebé. Además, estas prestaciones de atención están exentas de costos compartidos, lo que significa que no hay copagos ni deducibles. De esta forma, se facilita el acceso a estas atenciones esenciales independientemente del nivel de ingresos.

Antes de la ACA, el embarazo a menudo se consideraba una “condición preexistente” y las compañías de seguros podían negar la cobertura o cobrar más por ella. Con respecto a esto, la ACA prohíbe a las compañías de seguros negar la cobertura o cobrar primas más altas a las mujeres debido a su embarazo. La eliminación de estas barreras ha facilitado que las mujeres embarazadas tengan acceso a la atención médica que necesitan.

Relacionado: Obamacare: qué es, cómo funciona, período de inscripción 2024 [ Guía completa]

Affordable Care Act and Breaks for Nursing Mothers

También conocida como Break Time for Nursing Mothers, es una enmienda a la Ley de Normas Justas de Trabajo (FLSA) que fue promovida por la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA) de Estados Unidos. Esta disposición legal entró en vigor en 2010. Exige que los empleadores proporcionen a las trabajadoras lactantes tiempo razonable para extraer leche durante el horario de trabajo durante el primer año después del nacimiento de un niño. Los empleadores también están obligados a proporcionar un lugar privado para que las empleadas realicen la extracción de leche. Estos permisos no son retribuidos y cubren a las empresas con más de 50 trabajadores.

California es uno de los pocos estados en los Estados Unidos que ofrece un programa de licencia familiar pagada para las embarazadas. El programa PFL proporciona beneficios a individuos que necesitan tomarse tiempo libre de su trabajo para cuidar a un miembro de la familia enfermo o para vincularse con un nuevo hijo. Esto incluye el nacimiento de un nuevo hijo, la adopción de un hijo o la acogida de un hijo. Los beneficiarios pueden recibir aproximadamente entre el 60% y el 70% de su salario durante hasta 8 semanas dentro de un periodo de 12 meses.

El PFL es un programa financiado por los trabajadores a través de deducciones de nómina y está administrado por el Departamento de Desarrollo del Empleo de California. Es importante tener en cuenta que el PFL no garantiza la protección del trabajo, por lo que se recomienda a los trabajadores que también soliciten la protección de la Ley de Licencia Médica y Familiar de California (CFMLA) o la Ley de Ausencia Familiar y Médica (FMLA) a nivel federal.

El estado de California también ofrece el Programa de Incapacidad del Estado a corto plazo (SDI). Este programa proporciona beneficios por incapacidad a las personas que no pueden trabajar debido a una condición médica no relacionada con el trabajo, incluido el embarazo y el parto. Los beneficiarios del SDI pueden recibir aproximadamente entre el 60% y el 70% de su salario durante hasta 52 semanas.

Leyes a nivel estatal

Algunos estados han aprobado leyes sobre maternidad y paternidad para los trabajadores del sector privado que mejoran en algún aspecto la protección prevista en la FMLA. Por ejemplo, la la Ley de Licencia Familiar y Médica del Distrito de Columbia (DCFMLA) contempla 16 semanas de licencia familiar y médica no remunerada durante un período de 24 meses. Mejora las disposiciones de la FMLA al ampliar su aplicabilidad a empresas con al menos 20 empleados, en lugar de los 50 que requiere la FMLA. Además, la DCFMLA disminuye la cantidad de tiempo requerido para que los empleados tengan derecho a la licencia.

Ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos

Entidades estatales o federales y organizaciones no gubernamentales ofrecen diversas ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos. Estos programas contribuyen a reducir el estrés financiero. Además, garantizan que la madre y el bebé tengan acceso a los cuidados necesarios para tener un embarazo saludable.

Cada programa tiene criterios específicos de elegibilidad y ofrece diferentes tipos de apoyo. Por lo general, se suele incluir asistencia médica, alimentaria, vivienda, ayuda financiera, entre otros. A continuación, describiremos algunos de dichos beneficios para embarazadas en Estados Unidos.

Medicaid para mujeres embarazadas

Este programa federal y estatal de seguro de salud para personas de bajos ingresos ofrece una serie de beneficios para las mujeres embarazadas en Estados Unidos. Medicaid garantiza que tengan acceso a atención médica asequible durante el embarazo, el parto y el período postparto (hasta hasta 60 días después del parto). Esto abarca consultas regulares con el médico, pruebas y exámenes de laboratorio, medicamentos recetados, hospitalizaciones, servicios de parto y atención postparto. Además, también cubre los servicios de cuidado de la salud para el recién nacido.

La elegibilidad para Medicaid varía de un estado a otro, pero generalmente se basa en los ingresos del hogar. En algunos estados, las mujeres embarazadas pueden calificar para Medicaid si sus ingresos son hasta un cierto porcentaje por encima del nivel federal de pobreza. Eso sí, para aplicar al Medicaid es necesario ser residente en los Estados Unidos o ciudadano estadounidense.

Las mujeres embarazadas indocumentadas no califican para Medicaid. Sin embargo, sí puedes acceder a Medicaid de Emergencia si su vida o la del bebé está en peligro.

Te recomendamos leer:

Medi-Cal para embarazadas indocumentadas

Una de las ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos que no cuentan con un estatus legal es la opción del Medi-Cal en California. Este estado ofrece cobertura de Medicaid para mujeres embarazadas indocumentadas a través de dicho programa. La cobertura incluye cuidado prenatal, parto, atención postparto y cuidado para el bebé hasta que cumpla un año. No se requiere prueba de ciudadanía o inmigración para este programa.

Como siempre, la elegibilidad para estos programas depende de varios factores, incluyendo el tamaño de la familia y los ingresos. Las personas interesadas en estos programas deben ponerse en contacto con los servicios de Medi-Cal en California para obtener más información y para solicitar la cobertura.

Clínicas gratuitas o de bajo costo para las mujeres embarazadas en Estados Unidos

En Estados Unidos existen clínicas de salud gratuitas o de bajo costo que brindan atención prenatal a mujeres embarazadas, particularmente a aquellas con bajos ingresos o sin seguro médico. Para encontrar estos recursos, las mujeres embarazadas pueden contactar a su departamento de salud local o estatal.

El estado de Florida, por ejemplo, cuenta con el Departamento de Niños y Familias (DCF). Esta institución es responsable de determinar la elegibilidad de las embarazadas para recibir cuidados prenatales. Aun así, existen situaciones en las que las personas no cumplen con los criterios de elegibilidad establecidos.

Afortunadamente, hay otras alternativas disponibles. Por ejemplo, puedes considerar el programa PEPW (o Elegibilidad Presunta para Mujeres Embarazadas). Este ofrece una cobertura temporal para mantenerte saludable durante el embarazo hasta que se apruebe tu solicitud de Medicaid. Una vez aprobado, podrás transitar hacia tu seguro regular sin dificultades. Florida también cuenta con el programa Healthy Start. Este programa proporciona a las mujeres embarazadas servicios para coordinar su atención médica, parto, nutrición, referencias y mucho más.

De igual forma, algunas de las clínicas gratuitas o con precios asequibles en la Florida son:

  • Central Florida Health Care (CFHC) – Avon Park.
  • L. Brumback Health Center – PBCHD.
  • Florida Department of Health in Calhoun County – Main Building.

Programa WIC

El Programa de Asistencia Nutricional para Mujeres, Infantes y Niños (WIC) es un recurso federal en Estados Unidos. Está diseñado para apoyar a las mujeres embarazadas, las madres recientes y los niños pequeños. El objetivo principal es garantizar que estas poblaciones tengan acceso a alimentos nutritivos para promover una buena salud y un desarrollo adecuado.

Los beneficiarios del WIC reciben vales o tarjetas electrónicas que se pueden canjear por alimentos específicos en las tiendas de comestibles locales. Los alimentos elegibles suelen ser ricos en nutrientes claves (proteínas, calcio, hierro y vitaminas A y C). Entre ellos se incluyen, por ejemplo, frutas, verduras, leche, huevos, cereal fortificado, pan integral y legumbres, entre otros.

Las mujeres embarazadas y las madres de niños menores de 5 años que cumplen con los requisitos de ingresos y están en “necesidad nutricional” (es decir, que tienen una dieta inadecuada o están en riesgo de tener problemas de salud relacionados con la dieta) pueden ser elegibles para el WIC. Los criterios exactos de elegibilidad varían de un estado a otro. Recomendamos consultar con la oficina local de WIC para obtener información detallada.

SNAP o Food Stamps

El Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, más conocido como Food Stamps, es otro programa federal en los Estados Unidos. Brinda ayuda a las personas y familias de bajos ingresos para acceder a una dieta nutritiva. En cuanto a las ayudas para mujeres embarazadas en estados Unidos, SNAP puede ser un recurso muy valioso. Dado que las necesidades nutricionales aumentan durante el embarazo, este programa asegura que las mujeres embarazadas tengan suficientes alimentos saludables para apoyar su propio bienestar y el desarrollo de su bebé. Los beneficios de SNAP se cargan mensualmente en una tarjeta EBT (Transferencia Electrónica de Beneficios) que puede ser utilizada para comprar una variedad de alimentos en tiendas autorizadas, incluyendo supermercados, algunas tiendas de comestibles y granjas participantes.

La elegibilidad para SNAP generalmente se basa en los ingresos y los gastos del hogar. Sin embargo, hay algunas consideraciones especiales para las mujeres embarazadas. Por ejemplo, en algunos casos, una mujer embarazada puede ser considerada un hogar separado para los cálculos de ingresos y elegibilidad, incluso si vive con otras personas.

Programa TANF

Se trata del Programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas que ofrece asistencia financiera y otros servicios a familias de bajos ingresos con niños. Algunos estados también tienen programas de TANF específicos para mujeres embarazadas (inmigrantes o no), que ofrecen asistencia adicional para ayudar a las mujeres durante su embarazo.

El TANF proporciona apoyo financiero temporal para cubrir necesidades básicas como la vivienda, la alimentación y la atención médica. Se establece un límite de 60 meses en la vida para recibir la asistencia TANF, aunque algunos estados pueden establecer límites más cortos. Las familias que alcanzan este límite pueden perder su elegibilidad para la asistencia.

Programa HUD

El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de Estados Unidos (HUD) ofrece variedad de programas de asistencia de vivienda que pueden ser útiles para las mujeres embarazadas, especialmente aquellas con bajos ingresos. Uno de los programas más conocidos es el programa de vales de elección de vivienda, también conocido como Sección 8. Este programa proporciona asistencia para el alquiler a las familias de bajos ingresos, ancianos y personas discapacitadas para permitirles encontrar viviendas seguras y decentes en el sector privado.

La elegibilidad para el programa Sección 8 se basa en el ingreso familiar total, el tamaño de la familia y el estatus legal. Sí, está limitada solo a estadounidenses y extranjeros con estatus migratorio legal. Se recomienda a las mujeres embarazadas ponerse en contacto con la oficina local de HUD para obtener más información y para solicitar la asistencia.

Maternity Group Homes for Pregnant and Parenting Youth Program

Otra de las ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos es mediante este programa. En este caso, se brinda vivienda a las jóvenes embarazadas y madres jóvenes que se encuentran sin hogar o en situación de riesgo. Este programa es parte de la red más amplia de refugios y servicios para jóvenes sin hogar financiados por la ACF del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. La asistencia es proporcionada por organizaciones locales y estatales que reciben financiación federal a través del programa Maternity Group Homes.

Además de vivienda segura, ofrece servicios de apoyo como atención médica prenatal y postnatal, educación sobre la crianza de los hijos y asistencia para completar su educación o encontrar empleo. Es importante destacar que la elegibilidad para este programa está limitada a jóvenes embarazadas o madres jóvenes de entre 16 y 22 años que están sin hogar. Las mujeres interesadas en este programa deben ponerse en contacto con la agencia de servicios para jóvenes más cercana para obtener más información y solicitar asistencia.

Programa Philly Joy Bank en Filadelfia

El Departamento de Salud Pública de Filadelfia ha anunciado un programa piloto llamado Philly Joy Bank. Consiste en entregar $1,000 mensuales a mujeres embarazadas residentes de los barrios de Cobbs Creek, Strawberry Mansion y Nicetown-Tioga. Esta iniciativa, que comenzará en 2024, busca abordar las disparidades raciales en las tasas de mortalidad infantil, notoriamente superiores en Filadelfia en comparación con el promedio nacional.

El programa se extenderá durante 18 meses, incluyendo un año posterior al parto. Para ser elegible, las embarazadas deben tener ingresos familiares anuales inferiores a $100,000. Se les permite gastar el dinero como deseen. Además del beneficio monetario, el programa también ofrece un apoyo voluntario que incluye visitas domiciliarias, apoyo a la lactancia y asesoramiento financiero.

Ayudas educativas para mujeres embarazadas en Estados Unidos

Las mujeres embarazadas en los Estados Unidos tienen varias opciones de asistencia educativa disponibles, especialmente si son estudiantes universitarias o están planeando asistir a la universidad. Por ejemplo, existen becas y subvenciones para mujeres embarazadas. Entre ellas se encuentran la Beca Federal Pell, que ofrece asistencia financiera a los estudiantes de bajos ingresos que buscan obtener un título de educación superior.

Cajas de regalos para bebés de empresas privadas

Varias empresas de renombre, como Amazon y Walmart, tienen programas de cajas de regalo para bebés. Amazon, por ejemplo, ofrece una caja de bienvenida para bebés a través de su programa Amazon Baby Box. Este programa permite a los padres registrarse para recibir artículos que necesitarán para su nuevo bebé. Walmart, por otro lado, tiene un programa similar llamado Walmart Baby Box. Cuando te registras, la empresa te envía una caja de regalo llena de productos, entre ellos, pañales, toallitas, chupetes, biberones y a veces incluso ropa para bebés.

Target también ofrece una bolsa de regalo gratis para los padres que crean un registro de bebé. La bolsa incluye muestras y cupones de productos de marcas conocidas, así como su propia marca de productos para bebés, Up&Up. Compañías de fórmula infantil, como Enfamil o Similac, ofrecen programas que envían muestras gratuitas de fórmula, cupones y regalos a las nuevas madres.

Palabras finales

Como hemos apuntado, existen varias ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos, que van desde programas como Medicaid y SNAP hasta becas educativas o programas de vivienda. Estos beneficios proporcionan a las futuras madres la tranquilidad de saber que tienen apoyo durante este momento crucial de sus vidas. Aprovechar estas oportunidades puede ser el primer paso hacia un futuro seguro y saludable para ti y tu bebé. Esperamos que este artículo haya proporcionado información valiosa para que cada futura madre pueda acceder a los recursos que necesita para embarcarse con confianza en esta etapa de la vida.

Recomendados:

5/5 (1 Review)

DimeCuba es una empresa multiservicios enfocada al público cubano. Con nosotros puedes realizar:

Dirección: 3750 W 16th Ave Ste 100, Miami, FL 33012, Estados Unidos. Horario: lunes a viernes de 10:00 a 20:00 y sábado de 9:00 a 17:00. Teléfono: +1 786-408-2088.

2 comentarios en «Ayudas para mujeres embarazadas en Estados Unidos: beneficios para futuras madres»

  • Hola cómo estás soy venezolana emigrante estoy embarazada y mi embarazo es de alto riesgo nesecito que me ayuden yo quiero trabajar o hacer algo para poder comprar la cosas de mi bebé y ponerme en control y comprar mis remedios y disculpe si lo molesto

    Respuesta
  • Estoy embarazada, estoy viendo una ayuda por eso me lo pueden dar soy extranjera soy venezolana

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De Amazon para tu gente Cuba 🇨🇺¡Compra AHORA!